Becas Erasmus: el tijeretazo a las ayudas a los estudiantes en el extranjero

Uno de los mecanismos que mejor acogida ha tenido en las universidades en los últimos años para facilitar la movilidad internacional de los estudiantes son las llamadas Becas Erasmus. Este programa europeo de intercambio de alumnos está dotado con una cuantía que los estados miembros adjudican a aquellos alumnos que quieren cursar una parte de sus carreras en universidades de otros países del continente.

El pasado 29 de octubre saltó la alarma entre miles de estudiantes que llevan ya varios meses en países extranjeros al conocerse que el Ministerio de Educación había dado orden de cancelar el pago de la parte de la beca que gestiona este departamento. Esta medida, de haberse llevado a efecto no habría afectado a aquellos alumnos que ya dispusiesen de la beca del Ministerio de Educación, otro subsidio destinado a aquellos alumnos con rentas más bajas.

La cuantía total de la beca es variable en función de la universidad de origen del estudiante y de la comunidad autónoma en que reside, pero el Ministerio aporta una parte a esta cuantía a todos los alumnos españoles.

Esta parte fue la que el Ministerio, alegando que la UE había dado instrucciones de restringir las ayudas y solo concederlas a los estudiantes con rentas más bajas, mandó paralizar. Sin embargo, el fuerte rechazo que siguió al anuncio y el carácter retroactivo que tenía la medida –el curso ya está empezado y los alumnos que han decidido participar en el programa ya están en sus respectivos destinos—ha hecho que el ministerio haya dado marcha atrás; pero no del todo.

El día 5 de noviembre, el ministro José Ignacio Wert, declaró que el Ministerio de Educación hará frente al pago de su parte de la beca Erasmus pero que lo llevará a cabo mediante una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado –lo que significa que la partida destinada a las Becas Erasmus ya había sido recortada en los mismos de antemano, pasando de 37 millones de euros para el curso 2012-13 a 15 millones de euros en el 2013-14—. De este modo, al menos durante este año, los estudiantes percibirán la misma cuantía desde el departamento que dirige Wert. Sin embargo, la polémica orden no se ha retirado, sino que solo ha quedado en suspenso y el año que viene puede llevarse a efecto.

En el caso de que la orden se hubiese llevado a efecto, la única cuantía que algunos de estos estudiantes habría recibido es la de 115 euros mensuales que otorga la Comisión Europea. El ministerio ha fijado un tope para la ayuda de 300 euros mensuales, que este año sí recibirán todos los estudiantes.

El Programa Erasmus es uno de los mejor valorados por los estudiantes por lo que tiene de experiencia vital –no solo lo respectivo a las famosas “fiestas Erasmus”—ya que permite estudiar en otras universidades, mejorar los conocimientos de idiomas y aprender otras culturas. El Programa Erasmus es un pilar también de la construcción europea en tanto que acerca a los jóvenes de los distintos países del continente. Si el Ministerio decide seguir adelante el curso que viene con esta medida puede dar un golpe muy fuerte a uno de los programas más útiles que se han creado a nivel europeo.

BCE: desde las reuniones hasta los tipos de interés del Banco Central Europeo

Las funciones de la institución bancaria más importante de Europa son diversas y complejas. El Banco Central Europeo se encarga de controlar la política monetaria de los 17 países que han implantado el euro como moneda principal. Con casi 15 años de experiencia, los banqueros más influyentes de Europa tienen entre sus principales tareas la de mantener la estabilidad de los precios.

Para ello mantienen reuniones mensuales, suele ser el primer jueves de cada mes, en las que tratan de mantener la inflación en niveles bajos. Es decir, deben controlar que los precios de los bienes no crezcan demasiado dentro de un periodo establecido de tiempo.

Una de las tareas más importantes para la zona euro, es la creación de nuevos billetes de euro. Y el BCE tiene el derecho exclusivo de autorizar su emisión. Por tanto, cuando se crean nuevos billetes o monedas, como el actual cambio del billete de 5 euros, son los miembros de este organismo los que deben solicitarlo.

Pero lo más importante que deben hacer es mantener el sistema financiero estable, así como controlar al sector bancario. Un sector que en los últimos años se ha visto muy perjudicado por las acciones llevadas a cabo por los banqueros. Estas figuras que pretenden vender sus productos al precio que sea, y que parece que solo buscan su propio enriquecimiento están demostrando a la sociedad que no se pueden fiar de nadie. Hasta el director de un banco se equivoca. Sino, que se lo digan a las personas que han adquirido preferentes. Volviendo al tema que nos ocupa, el BCE, es el encargado en última instancia de vigilar el sector bancario de cada país. Por ejemplo, en 2007, tuvo que intervenir durante la crisis de créditos donde se prestaron millones de euros a los bancos para que afianzaran el sistema económico.

Este organismo se creó con el capital social que aportó cada país miembro de la Unión Europea. Como en todo, cada país aportaba en función de las riquezas que tenía. Por ejemplo, a Alemania, qué raro, le correspondía dar un 20% del total. Siendo 17 los países que forman parte de la zona euro que uno solo dé el 20% significa mucho. Esto viene a explicar que el método de actuación del BCE se basa en el del Bundesbank, el banco emisor alemán.

Desde que comienzan sus reuniones, los miembros del BCE crean políticas para mantener los precios estables, vigilando su evolución para finalmente establecer los tipos de interés para la zona euro. Una tarea complicada pero que sirve principalmente para fijar el precio del dinero. Algo que nos afecta a todos porque en función de eso nos constará más o menos la vida.

Barclays Bank: mucho más que un banco online

No hay nada como la tortilla de patata y el aceite de oliva, lo español es lo español… Pero hemos de quitarnos esa reticencia que asoma a nuestro pensamiento cuando nos planteamos la posibilidad de gestionar nuestras finanzas en entidades financieras extranjeras. Internet ha abierto el camino para poder gestionar nuestros ahorros y nuestro dinero a través del ordenador en cualquier banco europeo.

Barclays Bank es una de esas entidades que ya han hecho los deberes. No vamos a decir que no ha sufrido el azote de la crisis porque todas las entidades financieras lo han sufrido, pero ha sabido reponerse y, en el primer semestre del año, ha vuelto a los números azules en sus resultados. Así, ganó más de 800 millones de euros en los tres primeros meses de 2013 frente a los números rojos que presentó en el mismo periodo del año anterior.

La entidad abre la puerta a sus clientes no sólo a través de su página web, sino que es posible tener en la palma de la mano todo lo que nos haga falta saber sobre nuestras finanzas si tenemos un Smartphone, puesto que cuenta con una aplicación sencilla e intuitiva para el usuario.

Sea cual sea el perfil que tengamos como inversores podemos encontrar nuestro sitio en Barclays porque cuenta con todos los productos que puede querer tener un ahorrador, además de una cuenta corriente sin comisiones. Además, ofrece la opción de plantearse el futuro con ellos porque cuentan con variedad de planes de pensiones que permiten organizar el ahorro para cuando llegue la jubilación.

Además, Barclays no ha cerrado el grifo de sus hipotecas a particulares para la compra de vivienda, si bien cumple con las recomendaciones establecidas por el Banco de España para adjudicar una hipoteca que están escritas bajo el amparo del sentido común.

Pare un momento y piense… ¿Cree lógico que la letra de su piso se coma el 90% de su salario? ¿Puede vivir con 100 euros si cobra 1.000 y paga 900 de hipoteca? No, ¿verdad? Pues no es ninguna exageración, muchos ciudadanos están atrapados en hipotecas salvajes que firmaron en su día sin aplicar el sentido común. Por lo tanto, si su perfil realmente es adecuado para la adquisición de una vivienda a través de una hipoteca, Barclays se la va a dar en condiciones óptimas, con un diferencial moderado.

Si hacemos caso al refranero español que dice que más sabe el diablo por viejo que por diablo, deberíamos fijarnos en este banco, puesto que fue el pionero en el uso de tarjetas de crédito en el continente europeo, allá por la década de los 60. Siguiendo la misma línea, ahora se ha adaptado a los nuevos tiempos como nadie para dejar todo a mano a sus clientes a “golpe de click”. Y es que hasta la solicitud de préstamos se puede realizar sin necesidad de ir a una oficina bancaria.

Barclays es, además, una entidad transparente. Ya en 2012 fue el banco que mayor grado de transparencia aplicaba en sus explicaciones, según un estudio de calidad a la banca que se elabora anualmente.

Bankia: preferentes e inmobiliaria, la historia de un derrumbamiento bancario

Se las prometía muy felices cuando nació del acuerdo de siete cajas de ahorro en 2011, pero sólo un año después andaba entre rescate y nacionalización (convertir empresa privada en pública). Los ingredientes de la historia: venta de inmobiliaria, acciones preferentes y subordinadas.

Casi la mitad de las personas que invirtieron en preferentes eran jubilados, incluso mayores de 75 años y clientes de siempre. En la mayoría de los casos, se trataba de ahorros de toda la vida. Los bancos vendían las preferentes como una forma rentable de invertir en el banco, eran un contrato perpetuo con la entidad, en la época de bonanza, los intereses que se pudieran recibir por el canje eran muy altos. Cuando llegaron las vacas flacas, los intereses bajaban y los clientes perderán muy probablemente dinero si quieren recibir lo invertido en efectivo. Lo denunciable de estos casos tiene que ver con el perfil de los clientes, iban a la sucursal y confiados en el director que conocen de siempre, firman sin saber realmente a lo que se pueden enfrentar en el futuro. En el caso de Bankia, la Administración propuso el arbitraje como medio para negociar la devolución del dinero invertido y muchos de estos mayores van viendo algo de luz. Aunque son más, casi doscientas mil solicitudes llegaron a la entidad demandando el arbitraje. Y las preferentes no ha sido el único problema que ha causado Bankia a sus clientes en tan corta vida. Muchos de estos afectados, también tenían acciones en Bolsa, aunque esto aún está investigándose.

Los altos cargos del banco con Rodrigo Rato a la cabeza, pretendían antes de salir a Bolsa, acabar con el riesgo que habían contraído por culpa de la fuerte apuesta por el sector que había provocado la crisis, la inmobiliaria. El nombre de Bankia se había pensado como la marca comercial que representaba las negociaciones de BFA (Banco Financiero y de Ahorros), pero para estar seguros de desprenderse de todo lo tóxico: construcción y preferentes, dejaron éstas en la BFA y acudieron a Bolsa con el 55% de la entidad, Bankia. Aunque igual que entraron, salieron. Un error en las cuentas que al principio daba ingresos, resultó ser todo lo contrario y que se habían coronado como el segundo banco con más deuda de la historia de nuestro país, detrás de Banesto, un gran honor.

Para dar salida al ladrillo, crearon Bankia Habitat, un portal dónde se pueden comprar viviendas y propiedades del banco que acumulan deuda. Vendieron a un fondo buitre (fondo de inversión que aprovecha la situación de debilidad del banco para comprar más barato cosas de las que quieren deshacerse), Cerberus, la gestión de las viviendas, es decir, el personal que se dedica a colocar los bienes embargados y cobrar a morosos. A este fondo lo asesora en España la empresa del hijo mayor del expresidente Aznar. No es la primera adquisición que ha hecho Cerberus en España, ya rebajó la deuda del Santander y de Liberbank.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), el partido que representa Rosa Díez, se ha querellado en 2012 contra Bankia, alegando que sus responsables eran culpables de estafa y falseo de contabilidad. Han desfilado por la Audiencia Nacional, Rodrigo Rato, Ángel Acebes y como testigo, hasta el ministro de Economía, Luis de Guindos. ¿Cómo terminará este proceso?

¿Qué clase de gente se compra un avión privado?

Tener un avión privado no está al alcance de todos. Con precios que oscilan entre los 500.000 euros y los 500 millones solo algunos privilegiados pueden permitirse el lujo de comprar uno.
Muchas empresas adquieren uno para ahorrar tiempo y dinero. Con un avión privado se evita pagar billetes en primera clase para todos los trabajadores. Además, no es necesario que pierdan tiempo en el aeropuerto, van desde el punto que ellos decidan hasta el destino que quieran. Se ahorran horas de espera por las escalas, y otro punto importante es que no hay riesgo de perder el equipaje. Ellos lo llevan consigo siempre y llegan en menos tiempo al destino solicitado.

Algunos expertos en aviación reconocen que cuando una empresa realiza más de 400 horas de viaje sale más rentable adquirir un avión privado. Es un gasto muy grande pero que si realmente se utiliza se acaba amortizando la inversión en unos años.

Aunque hay que hacer algunas distinciones. Los aviones más pequeños pueden recorrer hasta 3.000 kilómetros y tienen una capacidad de 6 a 8 pasajeros. Los de tamaño mediano pueden transportar hasta 9 pasajeros y viajar hasta 5.000 kilómetros de distancia. Y los jets más grandes pueden acoger hasta 12 pasajeros y volar a distancias de más de 6.500 kilómetros. Pero como en todo, cuanto más grande más precio cuesta.

Hasta ahora parece que tener un avión privado sea una ventaja para quien lo utilice, pero además de estar al alcance de solo unos pocos, también hay que sopesar sus contras.

Para empezar el gasto inicial de comprar un avión privado no es una cifra pequeña. Es una gran inversión que solo podrán pagar empresas o famosos que puedan permitírselo. A esto hay que sumarle el combustible, un seguro y un piloto o equipo de pilotos que estén a la disposición del dueño. Quien pueda comprarlo y no quiera hacerse cargo de todas estas tareas podrá contratar los servicios de compañías de aviones que por la módica cantidad de 150.000 euros harán que el empresario se olvide de todos estos trámites.

Las altas cifras que suponen tener un avión privado hacen que se convierta en el capricho de actores, empresarios o cantantes.

¿Qué une a Miley Cyrus, Paris Hilton, Cristiano Ronaldo, Bill Gates o el príncipe Al-Walid bin Talal? Además de poseer grandes fortunas, todos ellos cuentan con su propio avión privado. Pero no son los únicos. La cantante Rihanna también tiene uno. Brad Pit quiso regalarle uno a su mujer Angelina para que pudiesen llevar a todos sus hijos en la más estricta intimidad. Los hay que no solo tienen uno, sino cinco aviones, como es el caso de John Travolta, que además cuenta con su propia pista privada. Los presidentes de EEUU tienen el Air Force One, un avión muy conocido que siempre les ha llevado a todos sus viajes de trabajo. Pero hay excentricidades que se pasan. El empresario Donald Trump tiene en uno de los lados de su avión un logo hecho en oro de 23 quilates.

El joven Justin Bieber con tan solo 19 años también cuenta con su propio jet privado. Oprah Winfrey, Harrison Ford, el dueño del Chelsea F.C Roman Abramovich, Michael Schumacher o Celine Dion también viajan en la intimidad de sus aeronaves.

Y en esta lista hay un español muy conocido. El cantante Julio Iglesias también adquirió un jet para viajar por Latinoamérica y venir a España a ver a sus hijos.

Famosos, empresarios y gente rica. Parece que los aviones privados no están hechos para el resto de mortales, aunque pensándolo bien, prefiero las compañías de bajo coste para no tener que ir sola en cada uno de mis viajes.

Banco Solidario de Mensajeros de la Paz

Las acciones solidarias también se han hecho con un hueco importante en esta crisis. Aprovechando las posibilidades que ofrece internet, la ONG “Mensajeros de la Paz” crea un banco en el que personas con dificultades económicas piden ayuda y pueden recibir directamente la contribución de otros.

El lema “Pide lo que necesites, deja lo que puedas”, sirve para organizar la página principal de los servicios que ofrece el banco. Es una especie de tablón con mensajes anónimos de personas que necesitan apoyo económico o material.

Para recibir estas aportaciones, se debe rellenar un formulario (sólo es válido el de la página web del banco solidario) que será revisado por técnicos del Banco, que decidirán si la petición se ajusta a las condiciones de tener una duración determinada y mayoritariamente, material, para que pueda ser publicada. Todas las personas en nuestro país que se encuentren en situación de pobreza, pueden acudir a solicitar ayudas. Para donar, hay diferentes vías: transferencia bancaria, tarjeta de crédito o a través de Paypal. Se puede contribuir con casos particulares que van apareciendo en el tablón o dejar que el banco distribuya el dinero en otros proyectos que tenga en marcha. Ser solidario además tiene ventajas para su bolsillo. Todo con lo que contribuya puede descontarle un 25% de la Declaración de la Renta o 35% del impuesto de sociedades.

Ninguna de las partes tiene que hacerse cargo de algo que no sea el envío o la recepción de las donaciones, el servicio es gratuito. La ONG es la encargada de dar el soporte que se necesita para que funcione de buena manera todo el proyecto. La totalidad de lo que se reciba, se entregará al destinatario que se haya elegido. La desconfianza lleva a muchas personas a dudar de la tarea de algunas organizaciones de este estilo. Por eso, “Mensajeros de la Paz” hace hincapié en que los ingresos que recibe el Banco Solidario están controlados por auditores, además de cumplir con todos los requisitos legales.

Las necesidades que requieran dinero en efectivo serán atendidas por el Banco en los casos en que sea imprescindible afrontar algunos pagos, como saldar cuentas de recibos de la luz, o si se va a emplear en la compra de un bien esencial para los afectados, como una silla de ruedas. En ningún caso, se hará sólo la petición de dinero. Requerirán facturas que prueben la situación de la persona. Además de bienes materiales (comida no perecedera, ropa, libros de texto…), puede pedirse asesoría para asuntos administrativos o servicio médico. Pero no significa que tenga que haber un intercambio relacionado con empleo. Los interesados en solicitar un empleo, lo deberán hacer por otros canales, porque no se encuentra entre las funciones de este Banco.

Quien desee donar, por ejemplo, un carrito de bebé, puede escoger entre hacérselo llegar a alguien en concreto o entregarlo al Banco para que lo distribuya cuando se presente una necesidad. El equipo se pondrá en contacto para indicar los pasos a dar para completar el proceso.

Banesto: credibilidad de los particulares y empresas después del mandato de Mario Conde

El 28 de diciembre de 1993 Banesto contaba con siete millones de clientes, alrededor de 500.000 accionistas, 15.000 trabajadores, participación en cincuenta empresas… y un agujero patrimonial de más de 3.500 millones de euros. Esta situación provocó la intervención de la entidad por parte del Banco de España, la destitución de su consejo de administración y la caída en desgracia de su presidente, Mario Conde, considerado un joven tiburón de las finanzas y todo un ídolo de masas en la época: joven, elegante, carismático, inteligente… La viva imagen del hombre hecho a sí mismo.

Sorprendentemente, aquel 28 de diciembre no supuso el fin de la entidad. No se produjo una fuga de clientes y la acción fue valorada pocos meses después por encima de lo esperado (5,14 euros). A grandes rasgos, la gente pareció darse por satisfecha con la marcha de Conde, para quien comenzó un penoso peregrinaje por la cárcel y los juzgados en el que no faltaron los rumores de sombrías tramas contra el exbanquero. Hoy, para terminar de rizar el rizo de uno de los casos de corrupción más impactantes de nuestra historia, el antiguo presidente de Banesto juega a ser escritor y estrella de la televisión. Incluso, se ha atrevido a emprender la aventura política.

¿Por qué se siguió confiando en Banesto a pesar de todo? Básicamente, porque, tras la subasta posterior al escándalo convocada por el Banco de España, la entidad se convirtió en filial del Banco de Santander por 310.000 millones de euros, operación que convirtió a la firma de Emilio Botín en el líder de su sector en España.

Bajo la tutela de Alfredo Sáenz Abad (quien también ha tenido serios encontronazos con la justicia por varios delitos de acusación y denuncia falsa), la vida continuó para Banesto, que llegó a convertirse en uno de los bancos más activos en el ámbito tecnológico y que, durante la crisis, ocupó una parte importante del hueco dejado en las áreas rurales por las arruinadas cajas de ahorros.

Sí, la crisis… En plena recesión, Banesto lanzó una paternal campaña de publicidad y comunicación en clara alusión a su turbia década de los noventa: “Somos el banco que aprendió a hacer las cosas de otra manera”. Insuficiente. En diciembre de 2012, el Santander anunció la absorción de su filial por cuestiones puramente estratégicas y, en 2013, Banesto desapareció. Un final discreto, como de puntillas, para la entidad que lo había puesto todo patas arriba veinte años antes.

Ayuda para ser mejor amigo: Facebook como recordatorio de cumpleaños

En 2004 comenzaba su andadura una nueva red social, que dejaba atrás todo lo inventado hasta ese momento. Facebook, se creó para que personas de distintos puntos del mundo, pudiesen recuperar su relación a través de Internet.

A día de hoy, esta red social, tiene más de 1.100 millones de usuarios. Una cantidad muy grande, que demuestra la necesidad que tiene el ser humano, de relacionarse con otras personas.
Una de sus funciones, además de desvelar detalles privados de cada usuario, es poder publicar fotos. Además, a diferencia de Twitter, Facebook, permite que sus usuarios publiquen comentarios, tan extensos como quieran.

El problema de esta red social, es que hay gente que no sabe utilizarla. Publicar cada minuto, en qué lugar se encuentra, o fotos de su intimidad, o explicar con sus palabras lo que está haciendo en ese momento, deja la privacidad totalmente abandonada. A través de esta red, se puede incluso, quedar bien con los amigos. Nos desvela las fechas de los cumpleaños, permitiéndonos, felicitarles de forma gratuita.

Te puede interesar: Twoo, la red social de Meetic para ligar

¿Es posible convertirse en un buen amigo con Facebook?

Por supuesto que si. Además de recordarnos su fecha de cumpleaños, nos permite crear eventos, en los que invitemos a nuestros amigos, y tener grupos para hablar de temas específicos.
Antes, era impensable obtener la respuesta a cómo convertirse en un buen amigo. Pero ahora, gracias a las nuevas aplicaciones, más en concreto a Facebook, cualquiera puede tener detalles que dejen huella.

Otra de las posibilidades que ofrece, es la creación de diferentes páginas. Es decir, los usuarios crean un grupo con sus intereses comunes. Así, se pueden ver páginas de todo tipo. Sobre series de televisión, aficiones, o incluso con temas divertidos. Hace un tiempo, se creó un grupo de burla, hacia la alcaldesa de Madrid. Se llamaba relaxing cup o café con leche, por las palabras más sonadas del discurso de Ana Botella, el día de la elección de la ciudad olímpica de 2020.

Con esto se demuestra, que además de hablar de todo tipo de temas, los usuarios son libres de opinar, crear e incluso criticar temas de actualidad.

Aunque lo más llamativo de esta red, es su facilidad para acercar, y conseguir que los amigos recuperen su relación. Facebook, en sus inicios, consiguió que millones de personas que vivían en diferentes continentes, recuperasen la amistad.

De esta forma se demuestra, que Internet, está consiguiendo unir a las personas que habían perdido el contacto hace años, haciendo que vuelvan a hablar, como si el tiempo no hubiera pasado.

Ayuntamientos corruptos en España: contratos a dedo y demás delitos políticos

La corrupción en España por parte de aquellos que ostentan el poder gracias al voto del pueblo está alcanzando límites que rozan el surrealismo y la vergüenza. El incremento de casos, la mayoría de ellos en proceso judicial, hace dudar de la estabilidad del sistema político e incluso económico de España.

Si echamos la vista a los ayuntamientos que gobiernan nuestras ciudades y pueblos, la injusticia y la resignación se adueñan de los miles de ciudadanos que ven cómo aquellos elegidos para representarlos, se ríen en sus caras y hacen y deshacen lo que les viene en gana.

Un ejemplo de ello son las colocaciones a dedo que existen en todas (y digo todas porque ninguna se salva de ello) las casas consistoriales de España. Sin ir más lejos, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el Partido Popular, es un claro ejemplo. Ana Botella, la mujer del que fuera presidente del Gobierno durante dos legislaturas José María Aznar, llegó a la alcaldía de la capital del Estado sin la voz ni el voto del pueblo. Pero bueno no voy a entrar en esa cuestión porque lo que verdaderamente ha abierto la caja de pandora no ha sido otra cosa que el dedazo de colocar a la hermana de la más temida en el PP, Esperanza Aguirre. Sí, una de las hermanas de la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid se coló en el ayuntamiento madrileño sin ningún tipo de esfuerzo. Y es que en España, señores, las becas (que hoy en día están en peligro de extinción) y los concursos públicos son una auténtica farsa, porque están completamente amañados.

Te puede interesar: Asociaciones de consumidores, ¿se consigue algo con las denuncias?

A pesar de que aseguran que ahora no hay dinero para convocarlos, ellos, mientras, meten a quien les viene en gana porque para eso sí que hay dinero. Una triste realidad que remueve a la sociedad hacia la desconfianza y la repugnancia por ver cómo los que están arriba les mienten y les roban las oportunidades de prosperar. A estas alturas sería una deshonra no reconocer que el bienestar de los españoles les importa menos que nada. Da igual la fuerza política de la que hablemos, porque todas buscan el poder. Un poder basado en el beneficio propio y el de los suyos.

Ya se ha convertido en pan de todos los días ver en las noticias las tramas de corrupción, lo que genera una mayor inseguridad y desconfianza en la población española. La palma se la lleva la comunidad andaluza, con multitud de procesos judiciales abiertos en sus ayuntamientos, aunque ninguna está exenta de los escándalos políticos. A la palestra han saltado los casos más mediáticos, como el Malaya, de corrupción urbanística, que hizo saltar todas las alarmas y abrir investigaciones sobre el ladrillazo que estaban cometiendo la mayoría de ayuntamientos; la operación Ballena Blanca, de blanqueo de capitales; el caso Palma Arena, con más de una treintena de imputados, entre los que se encuentra el que por entonces era presidente de Baleares.

El caso Gürtel nos dejó atónitos, y cada día que pasa hay más gente involucrada. La corrupción política se ha convertido en una asignatura pendiente en España difícil de sobrellevar.

Pero, sin duda, el que más ha sobrecogido a la sociedad ha sido el caso Noos, que ha salpicado a la Casa Real Española. Su principal imputado no es otro que el duque de Palma, Iñaki Urdangarín. Una vergüenza que se extiende hasta fuera de nuestras fronteras y que hace que España se acerque, cada vez más, al abismo de la perdición.

Banco de Santander, el coloso financiero español

Tras más de siglo y medio de andadura, el Santander ha conseguido afianzarse no solo como la mayor entidad financiera de España sino como uno de los bancos más importantes a nivel internacional. La expansión del grupo se ha acelerado en las tres últimas décadas con grandes adquisiciones y fusiones que le han permitido operar a ambos lados del Atlántico y ser una de las marcas españolas de mayor repercusión global.

En 2013, el Grupo Santander que integra las operaciones de todas las ramas del negocio contaba con más de 14.000 sucursales en 10 países distintos y que daban servicio a más de 100 millones de clientes. ¿Cómo ha llegado un pequeño banco de provincias a alcanzar estas cifras astronómicas?

La dirección de la entidad lleva en manos de la familia Botín ya tres generaciones, desde comienzos del siglo XX. Fue a raíz de la llegada del primer Emilio Botín, abuelo del actual presidente, que el Banco de Santander empieza a expandirse primero por la provincia de Cantabria y posteriormente por el resto del país. Pero las grandes absorciones y fusiones de los noventa son los que le catapultaron al primer puesto como entidad financiera en España. Primero la adquisición de Banesto y posteriormente la fusión con el Banco Central Hispanoamericano colocaron al grupo Santander entre los principales bancos del mundo.

La expansión por América también comenzó en los noventa y ya entrado el siglo XXI sufrió algún revés como la nacionalización de la filial venezolana por parte del Gobierno de Hugo Chávez. Al mismo tiempo, en Europa, el Grupo Santander aquirió el Abbey National Bank británico y dos entidades más pequeñas que unificó bajo su marca desembarcando en el Reino Unido. En el viejo continente ha conseguido asentarse también en Portugal, Alemania y Polonia y ofrece servicios financieros fuera de los de banca comercial en Italia, Holanda y los países Nórdicos. En una operación bastante arriesgada el Santander se ha lanzado en los últimos años al mercado estadounidense con la adquisición del banco Sovereign que este año ha adoptado la marca corporativa también. La última gran noticia es la compra de un 8 por ciento del capital del Bank of Shanghai

El modelo de negocio del Santander esta basado en el negocio tradicional bancario comercial, es decir, la concesión de préstamos a partir de los depósitos de los clientes. Sin embargo, el gran tamaño del grupo hace que haya expandido su negocio a otros ámbitos desde banca privada a banca online (con su rama Openbank).

Los últimos datos conocidos, los relativos al tercer trimestre del año, parecen apuntar a una recuperación tras los años de la crisis económica. El beneficio del banco creció un 77 por ciento en relación al mismo periodo de 2012, principalmente porque este año no ha habido obligación de hacer provisiones de fondos. Durante este ejercicio y el próximo, el Santander está llevando a cabo la integración de las redes de Banesto lo que busca reducir costes al grupo.