Bolonia y la especialización de la educación superior en España

Hace más de una década, en 1999, la gran mayoría de países europeos –no solo los miembros de la UE—llegaron al acuerdo de crear lo que se conoce como el Espacio Europeo de Educación Superior y a implementar dentro del mismo una serie de medidas recogidas dentro del llamado Plan Bolonia. El objetivo del plan era promover una aproximación entre los múltiples planes de estudios y modelos educativos a fin de facilitar la movilidad estudiantil, el reconocimiento de títulos y la integración del continente en el plano educativo.

Uno de los efectos que ha tenido el Plan Bolonia en España ha sido el de profundizar en la especialización de la formación universitaria. Hasta el año 2000, que es cuando Bolonia echa a andar, el Ministerio de Educación era el responsable de determinar que programas eran los que se consideraban carreras universitarias. Por aquel entonces existían distintos tipos: licenciaturas, diplomaturas, ingenierías técnicas y superiores.

El Plan Bolonia vino a unificar este abanico de títulos bajo el nombre del Grado. Solo han escapado a la uniformidad las carreras de Medicina y Arquitectura. Pero la nueva denominación no ha sido la principal consecuencia. Bolonia ha dotado a las propias universidades de la potestad de desarrollar sus propios planes de estudios y a determinar su oferta de grados. Si bien la nueva oferta debe ser aprobada por el Ministerio de Educación, es también cierto que se ha otorgado a las universidades (públicas y privadas) de una gran libertad a la hora de configurar sus programas.

Esta liberalización del mercado de los estudios universitarios ha llevado a las universidades españolas a desarrollar una fuerte competencia a la hora de ofrecer titulaciones novedosas que capten el interés de los estudiantes. Yendo a las webs de las universidades se puede ver como algunas de las antiguas ingenierías se han descompuesto en grados mucho más específicos que sus predecesoras. Así a día de hoy se puede estudiar Ingeniería Biomédica, de Sistemas Audiovisuales o de Sistemas de Comunicación. En los planes antiguos estas carreras eran especializaciones integradas en Biología o en Ingeniería de Telecomunicaciones.

En el ámbito de las ciencias sociales y de la comunicación el proceso ha sido el contrario. En general eran ya carreras bastante especializadas y mediante la posibilidad de los dobles grados –programas integrados de dos carreras—se pueden obtener dos títulos alargando ligeramente la duración de los estudios (un año más en general). Los combinados de doble grado son variopintos: Filosofía, Política y Economía; Periodismo y Comunicación Audiovisual, Informática y Administración de Empresas.

En este aspecto las ciencias sociales, humanidades y el área de comunicación parece haberse dado cuenta de que el desempeño de profesiones en sus respectivos círculos es bastante multidisciplinar y, por tanto, la formación ha de serlo también. Sin embargo, en el campo de las ciencias naturales y exactas, se tiende cada vez más a la especialización de los técnicos.

Sin duda el Plan Bolonia ha venido impulsado en su concepción por la idea de que el futuro económico de Europa pasa porque las universidades sean más centros de formación de profesionales que lugares de investigación y generación de conocimiento. Uno de los efectos ha sido la tendencia de especializar las titulaciones, acorde con el modelo de producción capitalista que asigna a cada trabajador una serie de funciones específicas que debe cumplir para que los productos finales resulten atractivos y con un bajo coste.

Bolsas y Mercados, mucho más que el IBEX-35

El mercado de valores español es uno de los principales de Europa junto con los de Francia, Alemania, el Reino Unido e Italia. En los distintos índices nacionales cotizan empresas de gran envergadura y una de ellas es la que gestiona este mismo mercado: Bolsas y Mercados Españoles (BME). Su brazo se extiende más allá del parqué madrileño y abarca las bolsas sitas en Barcelona, Bilbao y Valencia. BME es un holding en el que están participadas las más importantes compañías propietarias de las bolsas y de la gestión de los mercados de todo tipo de productos financieros.

BME nació en el año 2001 para integrar el mercado bursátil y financiero español. En 2006 decidió su salida a bolsa y ya en 2007 sus títulos comenzaron a cotizar en el IBEX-35. Además de la operación de los mercados financieros BME provee de los datos e informaciones actualizadas sobre la evolución de las acciones, bonos y demás activos financieros que se intercambian en España.

Uno de sus principales caballos de batalla, a parte de la gestión de los mercados bursátiles primarios, es el MEFF, la empresa que gestiona toda la actividad del mercado de derivados financieros. Los derivados (aquellos productos financieros que toman su valor de otros activos) como las opciones y los futuros se intercambian en un mercado específico por las características especiales de este tipo de productos. Al ser altamente especulativos y acarrear mayores riesgos para los inversores el mercado de derivados está separado del de las acciones y cumple con unos requisitos específicos.

Además de lo que es la mera gestión de las operaciones bursátiles y de otros productos, BME también controla la empresa Infobolsa (a partes iguales con el operador alemán Deutsche Börse, empresa que gestiona la todopoderosa bolsa de Frankfurt), a través de la cual se ofrece información instantánea sobre la evolución de las sesiones en los mercados que controla BME y del resto del mundo. Hoy día, la información es accesible a través de su página web, pero, para consultar los contenidos más profesionales es necesario contar con una cuenta premium. Los inicios de Infobolsa se realizaron a través de medios tradicionales de comunicación como la radio y la televisión, pero la revolución digital permite que en la actualidad cualquier ciudadano pueda consultar en pocos clicks la evolución de sus inversiones.

A través de AIAF renta fija, BME gestiona también los bonos de deuda corporativa. Esto es, el mercado en el que se intercambian los productos de renta fija que emiten las empresas privadas.

En los últimos años, con motivo de la crisis económico-financiera, BME ha visto como sus resultados retrocedían. El beneficio neto del grupo cayó en 2012 un 12,7 por ciento con respecto al año anterior, aunque la empresa cosechó ganancias de 135,5 millones de euros. Este 2013 está siendo un año mejor, tanto para los índices bursátiles como para la empresa en sí. Hasta el tercer trimestre del año, BME había obtenido unos beneficios acumulados de 105,1 millones de euros, una décima más que en el mismo periodo del año anterior. Durante los meses de julio, agosto y septiembre consiguió unas ganancias de 33,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,8 por ciento con respecto a 2012.

Bodas, bautizos y comuniones, objetivo de Hacienda

Primero fue la SGAE y ahora es Hacienda quien entra con el cuchillo en ristre en el negocio de las bodas, las comuniones y los bautizos, eventos en los que los españoles invierten grandes sumas y que en ocasiones hacen las veces de depuradoras de dinero negro. El objetivo del ministro del ramo, Cristóbal Montoro, es que una legión de inspectores sepa quién ha pagado las celebraciones (son frecuentes, por ejemplo, las donaciones no declaradas de padres que pagan los enlaces de sus hijos) y si se han producido irregularidades en el abono de determinados servicios (o sea: si ha habido facturas de por medio): catering, floristería, decoración, peluquería, maquillaje, transporte, joyería, moda…

El fisco ya ha empezado a solicitar información a recién casados, familiares y empresas, y su intención es que la iniciativa tenga un poderoso efecto disuasorio: cuanto mejor funcione el boca a oreja, más novios y más familias optarán por organizar sus fiestas conforme a la ley. Eso sí, para obtener el resultado esperado necesita que las personas interrogadas se dejen tirar de la lengua, por lo que ha empezado a formar a los inspectores en el arte de la mano izquierda.

Te puede interesar: Ataque a los funcionarios: ¿cómo les ha afectado la crisis?

Pero los planes de Hacienda van mucho más allá. Se han intensificado los exámenes sorpresa a colegios y comunidades de vecinos, que deberán facilitar la documentación que justifique que su día a día está en regla: los justificantes de las cantidades aportadas por clientes y vecinos, los recibos de luz, agua y gas, los contratos del personal… De hecho, a partir de 2014 las comunidades tendrán la obligación de declarar las operaciones cuyo coste haya sido superior a los 3.005 euros. Estas medidas se suman al control que ya se ejercía sobre chiringuitos playeros y ferias y fiestas populares.

De esta manera, Hacienda espera reactivar la recaudación de la Agencia Tributaria (apenas 6.000 millones de euros hasta junio de 2013) y mantenerla en los niveles de los años anteriores: más de 11.000 millones en 2012 y alrededor de 10.000 kilos en 2011, ejercicios en los que se ejecutaron 20.500 y 12.000 inspecciones in situ, respectivamente.

Para redondear la jugada, el Ministerio trabaja en un proyecto que persigue destapar alquileres de vivienda ilegales (sin contratos firmados o en los que los inquilinos estén pagando sus cuotas en negro): prevé presentarse en inmuebles supuestamente vacíos y controlar el consumo de agua y energía para comprobar si hay alguien viviendo en ellos.

Blue Chips: las mejores acciones para invertir de forma segura

En estos momentos tan delicados en los que se encuentra la economía española y la economía mundial es difícil encontrar un hueco donde deslumbre la esperanza y la posibilidad de crecer financieramente. Con la aparición de la crisis, desde hace un lustro, inclusive un poco más, es complicado buscar algo que ofrezca confianza y seguridad.

Las medidas de ajuste del ejecutivo español están en plena ebullición, con recortes y congelación del salario de los funcionarios. De igual forma, las empresas están cortando las alas a cuantiosos trabajadores despidiéndoles sin ningún tipo de justificación y con la excusa por parte de los altos directivos de reducir costes en la compañía amparándose en las posibles pérdidas. En muchos casos, será cierto, pero, entre líneas, en muchas empresas se aprecia cómo están aprovechando la oportunidad para abaratar el coste de las plantillas incorporando trabajadores más jóvenes y liberándose de los más antiguos.

Sin embargo, los directivos se han subido y seguirán aumentado sus jornales, contando entre ellos a políticos, altos empresarios y ejecutivos de empresas importantes, directivos bancarios y otra serie de compañías. Por ejemplo: cuando Rodrigo Rato fue el presidente de Bankia llegó a cobrar al año casi tres millones de euros. También el presidente de Novagalicia cobraba cantidades similares para que, después, se descubriera que eran ellos y el resto de corruptos los que se lucraban aún más cobrando millonadas en dinero negro. Por eso, es complicado buscar un resquicio de luz entre tanta oscuridad.

Una de las opciones más viables y en la que se puede sacar algo de dinero y de beneficio es a través de los blue chips. Este término hace referencia a los valores máximos de una empresa ya consolidada en el sector que ofrece unos valores mínimos de volatilidad y que está asentada en el mercado del panorama nacional e internacional. Es una manera correcta para sacar algo de beneficio, porque se garantiza que la empresa tiene una gran liquidez y obtiene grandes cantidades de ingresos.

Las acciones de las compañías españolas que se encuentran en una posición más o menos tranquilizadora y que permiten confiar en ellas son, por ejemplo, Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), Repsol, Telefónica e, inclusive, Mediaset, que aparece como el único medio de comunicación que está teniendo bastante éxito en España. Son compañías que han mostrado solidez y confianza a lo largo de muchos años tanto en el país ibérico como en sus expansiones internacionales.

Así, Banco Santander se encuentra en Iberoamérica o en grandes zonas de Londres. Además, participa y ofrece publicidad en numerosos deportes como la Fórmula 1 o la NBA; un modelo que también imita BBVA al patrocinar la Primera División de fútbol española que, en estos últimos años, se conoce como la Liga BBVA.

Son empresas que muestran y otorgan confianza a empresarios, inversores y personal anónimo. Buenas opciones en momentos de crisis porque, a pesar de la situación, ellos siguen mirando hacia delante e invirtiendo en otras zonas del mundo, condiciones que otorgan liquidez a cualquiera. Cuando un empresario o un inversor tiene aversión al riesgo, es decir, que no le gusta arriesgar y se va a un montante más seguro, las blue chips se convierten en una opción muy viable y muy recomendada porque es muy difícil que quiebren.

A todo esto y a modo de anécdota, indicar que lo contrario de las blue chips se llaman chicharros.

Black hat SEO, ¿una opción de marketing más?

La obsesión por ocupar los primeros puestos de la lista en los buscadores, ha provocado que aparezcan estrategias no muy éticas para ahorrar tiempo y sacar provecho del tráfico web. El Black hat SEO puede ayudar en el corto plazo, pero Google está al acecho para detectarlo y sancionar a los “infractores”. Los guardianes del buen uso del marketing en buscadores son las actualizaciones Google Panda y Google Penguin.

La empresa no solo lo hace en beneficio propio sino para poner obstáculos a la competencia. Como siempre ocurre con el mundo de las nuevas tecnologías e internet, antes de que uno pueda darse cuenta, el producto que se ha comprado, se queda obsoleto. Esto pasa también con las técnicas de posicionamiento web. Es posible que un día funcione un truco pero que al siguiente, el buscador haya cazado la intención y se acabe el chollo.

Las dos formas de subir en la clasificación de Google son generar contenido de calidad y captar todo el tráfico web posible. Estas son algunas de las formas de conseguirlo.

Ocultar texto fue una de las primeras opciones para jugar al Black Seo. Google posiciona basándose en el contenido de las páginas, pero se sabe que llenar una web de letras no es nada atractivo para el tipo de diseño que es tendencia y que perjudicaría. La solución pasaba por insertar texto del mismo color que el fondo para que fuera invisible a los ojos de los usuarios. Este modo de actuar no tiene mucho sentido en la actualidad, de hecho, puede acarrear una sanción para la imagen online de su empresa.

El uso de palabras clave ha sido tendencia constantemente por ser una alternativa sencilla, pero ya no tiene la efectividad de antes. No vale con emplear siempre el mismo concepto, la semántica está más presente y el robot de Google busca sinónimos y otras variaciones.

El “linkbuilding” o relacionar a través de enlaces un grupo de páginas web se convirtió durante una larga temporada en una práctica esencial del posicionamiento. Como del uso se hizo un abuso, el buscador lo penaliza si se pretende realizar intercambios o mercadear con ellos.

Copiar del vecino no es lo más ético ni tampoco lo más efectivo para subir en la clasificación de Google. Es una de las acciones más penalizadas y no sólo cuando se plagia de otro, sino también, dentro del propio espacio online.

No es extraño encontrarse con comentarios que incluyen enlaces a webs en conversaciones sobre cualquier tema en redes sociales y blogs para conseguir tráfico. Esta es una de las que más se usan y están a la alcance de cualquier internauta con un poco de habilidad. Existen más alternativas que sí que requieren tener un nivel formativo alto para llevarlas a cabo.

Tomar atajos cuando se realiza el posicionamiento no es lo más recomendable. Aunque haya que echarle más tiempo y suponga más trabajo, cumplir con las condiciones que pone Google, garantizará (al menos) que la página web no será desplazada a puestos que la hagan invisible en la vorágine de la red.

BlaBlaCar: el éxito de los coches compartidos

Cinco millones de europeos forman parte de la comunidad Blablacar que, más que una red social, se ha convertido en una popular herramienta donde viajeros y conductores se encuentran para compartir coche. Esta nueva opción de transporte turístico está teniendo un alto éxito en el país como una alternativa frecuente para viajar, al desplazar, incluso, a otros medios como el autobús, el tren y el avión.

A través del consumo colaborativo, el conductor puede ahorrarse los costes de combustible y peajes, mientras que el precio que tiene que pagar el pasajero es menor frente al que tiene que asumir en otros sistemas de transporte. Así que Blablacar funciona como intermediario para que los dos puedan ponerse en contacto de forma gratuita.

Aspectos diferenciales que toman en cuenta los usuarios son el dinero y el tiempo. Por ejemplo, un recorrido de Madrid a Valencia cuesta entre 15 y 20 euros, mientras que, en autobús, tiene un precio de 30 euros. Además, el trayecto generalmente es más corto en coche que en autobús. Existen adicionalmente otra serie de ventajas. Por un lado, el medio ambiente se ve beneficiado, pues con la modalidad de coche compartido se reducen las emisiones de dióxido de carbono al haber menos vehículos con sólo un pasajero. Igualmente, para algunos es también un medio para conocer gente. A muchas personas, sobre todo conductores, no les gusta viajar solas, así que el coche compartido es una oportunidad para socializar con nuevas personas.

Otro aspecto importante es la confianza. Pese a que inicialmente la gente era algo renuente a estos modelos de consumo colaborativo, BlaBlaCar ha puesto todos sus esfuerzos en que la plataforma le brinde a sus usuarios la mayor confiabilidad posible. Un aspecto que le ofrece mayor seguridad a los viajeros es que la página permite a los usuarios calificarse entre sí de acuerdo a experiencias en viajes anteriores. Así que la puntuación, foto y datos que tenga un usuario en su perfil son determinantes para escoger un conductor o un acompañante. Inclusive, un nuevo servicio de la plataforma es “Sólo mujeres”, que, como su nombre indica, está pensado para las mujeres a quienes no les genera confianza compartir coche con hombres extraños o que viajan por primera vez en esta modalidad.

Tras nueve años de funcionamiento, esta red social tiene presencia en diez países de Europa, pues, aparte de España, se encuentra en Italia, Reino Unido, Francia, Portugal, Bélgica, Polonia, Países Bajos, Alemania y Luxemburgo. Y es que no es solamente utilizado para viajes de larga distancia. Algunos usuarios también utilizan esta modalidad para realizar trayectos diarios desde su casa hasta su domicilio de trabajo.

Las cifras exponen que los coches en los que viajan los usuarios de BlaBlaCar tienen una ocupación promedio de 2,8 personas por vehículo, diferente a la media europea que es de 1,7. La situación de austeridad económica que se vive en el país ha facilitado el crecimiento de BlaBlaCar, porque, para muchos, es una forma de ganar ingresos extra, mientras que, para otros, es una opción para pagar tarifas de transporte más económicas.

Bill Gates, biografía del fundador de Microsoft

Hijo de un destacado abogado, William Henry Gates II, y de una profesora de la Universidad de Washington, Mary Gates, William Gates III, más conocido como Bill Gates, nació un 28 de octubre de 1955 en Seattle.

Su familia, muy acomodada y de grandes ingresos, estaba formada por sus padres y dos hermanos. Bill es el mediano y siempre ha sido el más rebelde. Estudió en un colegio privado en Seattle, Lakeside School, donde conoció al que más tarde sería su socio, Paul Allen. Con él, se dedicaban a programar juegos sencillos en uno de los ordenadores de su escuela. Su afición por la informática le viene desde pequeño.

Como no podía ser menos, Gates realizó sus estudios universitarios en Harvard, aunque los abandonó en 1975 para trasladarse a Alburquerque (Nuevo México), donde suministraba programas a la compañía MITS. Tan solo un año después, en 1976, formó su propia empresa junto a Paul Allen, Microsoft Corporation. Lo que hacían los dos informáticos era crear programas para los nuevos ordenadores y ofrecérselos a las empresas que los fabricaban mucho más baratos.

En 1980, IBM le compró el sistema operativo MS-DOS. Un sistema que Gates no tenía, pero que consiguió comprarle a un joven programador. Por ese entonces, Apple le estaba haciendo la competencia a IBM y Gates ayudó que esta tuviera más éxito.

Bill siempre tuvo visión de futuro en los negocios. Un día decidió visitar a su principal competidor: Apple. Les ofreció mejorar varios de sus programas y les amenazó con vender su material informático a IBM. Tras varias negociaciones consiguió una alianza Apple-Microsoft obteniendo derechos legales para utilizar el ratón y el entorno gráfico desarrollado por la compañía de Steve Jobs. Cuando comenzó el siglo XXI, Microsoft Windows se convirtió en el sistema operativo más utilizado del planeta.

Desde el año 2007, Gates ha encabezado la lista de los hombres más ricos del planeta. En la última, ocupa la segunda posición, con 67 billones de dólares.

En 2008, abandonó sus labores como director de Microsoft para dedicarse de lleno a la Fundación Bill y Melinda Gates, encargada de realizar labores humanitarias. Según la revista Business Week, su fundación es la más generosa y es que han donado 23.000 millones de dólares para la investigación de enfermedades como el sida o la tuberculosis.

Bidphoria: la web del ahorro

Con la crisis son muchas las empresas que han surgido para que los consumidores puedan ahorrar comprando. Este es el caso de bidphoria. Una compañía de e-commerce (comercio electrónico) que ofrece a sus clientes productos nuevos a precios más económicos. La compañía denomina su actividad como la democratización del lujo. Son productos de primeras marcas con todas las garantías oficiales de los fabricantes. Han comenzado su andadura en este 2013 y pretenden hacer de la compra online una experiencia entretenida a la par que divertida.

Su funcionamiento es muy sencillo. El usuario se registra en la web y debe comprar un paquete de pujas. Y es que esta página se basa en la compra mediante subasta de artículos completamente nuevos y sin usar. Una vez registrado, el usuario podrá elegir entre cientos de productos el que desee comprar. Aquí comienza la puja. El precio de inicio de cada subasta empieza en cero euros y va subiendo en función de la demanda que haya. Cada uno pujará según el interés que tenga por ese producto. Cada subasta tiene una hora de cierre que finalizará de manera puntual.

Hasta el momento que marque el reloj los usuarios podrán continuar con sus pujas por el producto que quieran. Una vez marque cero el último en pujar será el que se lleve el producto. El lado positivo es que los usuarios que no han podido hacerse con ese artículo tienen la opción de adquirirlo directamente a un precio inferior al que hay en el mercado. Y en menos de siete días el comprador recibirá su producto en la puerta de su casa. Es una fórmula que mezcla la subasta convencional con las ventajas de comprar online.
Fomentan sus ventajas en la venta de productos totalmente nuevos de alta gama y de primeras marcas. Además ofrecen Garantías Oficiales de los fabricantes que según ellos esta es la principal diferencia con otras webs. Lo positivo es que si pierdes la subasta tienes la opción de adquirir el producto que quieras a un precio más económico. Hay mucha competencia de webs que venden productos online. Lo importante en este negocio es saber diferenciarse y ofrecer ventajas que otros no tienen.

Para los tiempos que corren hay que ser muy valiente a la hora de lanzarse a abrir un nuevo negocio. Una valentía que respaldada con un buen capital puede convertirse en una fórmula para hacernos ricos. Y para quien no consiga hacerse rico con su negocio, al menos tendrá la satisfacción de haber montado aquello que deseaba. Con ilusión y buenas ideas se puede llegar muy lejos en el mundo de los negocios. Hay que saber aprovechar las oportunidades y luchar siempre por los sueños.

Beneficios de usar Gmail.com como email de empresa

La irrupción del correo electrónico de Google, con pocos años de historia en comparación con sus competidores, le ha consolidado como el servicio electrónico de mensajería más utilizado en todo el mundo. Con casi 300 millones de usuarios, Gmail ha desbancado al que hasta fecha era el proveedor rey: Hotmail, ahora transformado en Outlook, de Microsoft. Cualquier pequeña empresa o autónomo que no se ha decidido a pagar un dominio, accede a esta cuenta gratuita por estar considerada, en términos de imagen, como un correo corporativo válido. Esta idea se sustenta en diversas ventajas que ofrece mejorando las de otros servidores.

En primer lugar, es un servicio en continuo cambio. Google lo actualiza en función de las necesidades de los usuarios con una asiduidad alta. El correo electrónico del gigante americano es, además, personalizable. Ofrece una bandeja de entrada en la que los marcadores te ayudan a clasificar los correos electrónicos por categorías, facilitando la tarea de consultar el webmail. Además, existe una opción para el caso de que el titular de la empresa delegue en otra persona el trabajo de poner el correo al día, es decir, que ingrese en su correo y lea, elimine y envíe emails.

El diseño es otro factor clave en el éxito de Gmail. Las características que han marcado los productos que ha concebido la empresa norteamericana también están presentes en este servicio. La sencillez y la limpieza visual son común denominador en la factoría Google.

Te puede interesar: Ayuda para ser mejor amigo: Facebook como recordatorio de cumpleaños

La capacidad de almacenamiento, imprescindible cuando se trata de una dirección electrónica corporativa, es crucial. En este caso el servicio ofrece 15 GB de almacenamiento gratuito, con la posibilidad de aumentarlo. También pueden hacerse videollamadas, una opción que Google añadió al servicio hace un año para poder competir con Skype y Messenger. El chat es otra de las alternativas que presenta que permite tener una conversación en tiempo real estés donde estés.

El calendario para organizar el trabajo mensual es intuitivo y sencillo para añadir nuestros compromisos de trabajo. Además, posee una característica de gran utilidad frente a otros proveedores. Cuando el usuario recibe un correo electrónico con una cita o acontecimiento, la información más importante (hora y lugar) se transfiere al calendario con un solo click.

Asimismo, la aplicación de Gmail permite trabajar desde cualquier rincón gestionando el correo electrónico de una manera cómoda. Un servicio técnico las 24 horas del día, los siete días de la semana resuelve dudas e incidentes. En el caso de que recibamos un correo en un idioma que no entendemos, también este servidor cuenta con un traductor. Gmail no tiene publicidad intrusiva y la seguridad está garantizada, con filtros fiables contra el spam y el conocido como phishing (suplantador de identidad).

Por último, en el caso de que tengamos una cuenta en otro servidor, existe una manera rápida de transferir los mensajes de una cuenta a otra.

Bélgica: el crecimiento económico sin necesidad de gobernantes

Año y medio sin Gobierno, más de 500 días de desencuentros entre los partidos que debían decidir los cargos políticos para dirigir Bélgica durante los próximos años. El resultado de las elecciones generales de 2010 dio paso a la inestabilidad. El partido independista de la región de Flandes había conseguido más de un 17% de los votos en todo el país, lo que significaba una amplia mayoría en las cámaras de representación política. Los socialistas francófonos, los grandes derrotados.

Un país que batió récords convirtiéndose en la nación que durante más tiempo vivió en un vacío de poder. Los meses de idas y venidas en las negociaciones para formar gobierno, tiempo en el que no se pudieron tomar decisiones importantes para poner freno a la deuda del país (un problema cada vez más grave), no tuvieron consecuencias inmediatas en la economía del país.

De hecho, las cifras del paro mejoraron (de un 8% de desempleos en 2009 a un 6,5% aproximadamente dos años después) y el Producto Interior Bruto subía. La Comisión Europea estimó que en 2012, Bélgica crecería un 2%, superando los cálculos que habían realizado para la media de los países europeos. Además, el poder adquisitivo de los belgas aumentó en 900 euros de un ejercicio a otro, superó los 32.500 euros (la cantidad más alta de la historia), algo que también ocurrió con el salario mínimo interprofesional.

Pero aquellas consecuencias no tardaron en aparecer porque a finales de 2011, Bélgica entró en recesión. La deuda llegó al 97% del PIB y la Unión Europea empezó a solicitarle reformas como retrasar la edad de jubilación, poner medidas para detener la inflación o la congelación de los salarios. La clase de decisiones que no podía tomar un Gobierno en funciones.

La crisis política se resolvió cuando Elio di Rupo, el representante del partido Socialista de la parte francófona, consiguió formar Gobierno a principios de diciembre de 2011, convirtiéndose en el primer presidente procedente de la zona sur de Bélgica (Bruselas capital y Valonia) desde finales de los años 70, ya que los flamencos había ocupado este puesto desde entonces. Igualdad en el número de ministros de ambas partes, seis para cada uno. Una organización muy favorable a la región del sur, teniendo en cuenta que en Flandes vive más del 60% de la población y tiene mayor fortaleza económica.

Cada una de las tres regiones (Flandes, Bruselas capital y Valonia) gestiona de forma autónoma algunas parcelas administrativas y económicas, con competencias que van más allá que las que se conocen en la organización territorial española. Una estructura de poder complicada de gestionar y de entender dependiendo del lugar donde se resida. La ciudad de Bruselas es la que se lleva la palma en cuanto a dificultades se refiere. Capital del país, capital de Flandes, pero con mayoría de francófonos y cada una de estas atribuciones con un gobierno y responsables diferentes, que se reparten los servicios que dan a los ciudadanos y las obligaciones que estos tienen con las administraciones como el voto obligatorio por ley. Una verdadera maraña burocrática, aunque estable (de momento).