Qué es la venta corta de acciones

Cuando baja la Bolsa, una de las explicaciones que podemos oír es que se debe a la actividad de los especuladores bajistas. Estos son los inversores que realizan operaciones con la intención de que el precio de las acciones baje, para ganar dinero. Todo lo contrario que ocurre con los trámites que se hacen a largo plazo, en los que se obtienen los beneficios si la Bolsa sube.

De hecho, la Comisión Nacional del Mercado de Valores prohibió durante unos meses entre 2011 y 2012 esta actividad en un intento de frenar la inestabilidad y que las empresas (principalmente los bancos) no utilizaran un porcentaje importante de su capital en estas operaciones, que conllevan grandes riesgos para los inversores.

El mecanismo que utilizan es alquilar acciones (hay otros como las operaciones con futuros). El inversor bajista va a la caza de dueños de participaciones que no quieran deshacerse de ellas, para ello les ofrece un trato: necesita algo de tiempo, pero les garantiza que les será rentable.

Te puede interesar: Blue Chips: las mejores acciones para invertir de forma segura

Si el bróker quiere ganar dinero, a través de la venta corta de acciones, lo que hace es alquilar a varios inversores participaciones de la misma empresa. En este caso, compra 500.000 acciones con un valor de 10 euros cada una. Las vende en la Bolsa por algo menos de lo que costaban y como la oferta es muy grande, cae la demanda y como consecuencia, el precio. Este es el momento en el que el inversor bajista entra en acción y recompra todo por esa cantidad menor, 8 euros. De esta manera, de 5 millones de euros se gastará 4 para recuperar las acciones, y le quedará un millón de euros de beneficios. Las devolverá a sus antiguos dueños pagándoles 500.000 euros y se quedará con lo restante.

Los participantes en Bolsa se caracterizan por tener diferentes actitudes respecto a lo que quieren obtener y el plazo en el que desean conseguirlo. Así nos encontramos con inversores que han adquirido acciones para conservarlas durante mucho tiempo (como el que alquila sus acciones, pero no le viene mal algo extra que compense su inmovilidad, lo consigue gracias a esta estrategia a la baja), creen que su parte del capital se revalorizará. También están presentes los brokers, interesados en conseguir ganancias en el menor tiempo posible y tomarán la decisión de apostar a que la participación suba o baje según su criterio.

¿La medida que tomó la CNMV de prohibir la venta corta de acciones para evitar más desplome de la Bolsa y el crecimiento de la desconfianza en los mercados internacionales realmente funciona? Esta estrategia bajista fomenta que los precios caigan, pero el valor de las participaciones aumenta o disminuye aunque no se puedan realizar este tipo de posiciones, permitidas para que haya más liquidez en el mercado.

¿Es recomendable hacer un seguro para las joyas antiguas de oro de la familia?

Si has recibido de herencia las joyas de oro de varias generaciones de tu familia y quieres conservarlas, ¿qué tal si empiezas por asegurarlas? Así estarás cubierto ante un posible robo o los daños que puedan sufrir.

Recibir como herencia las joyas de oro de anteriores generaciones familiares debe ser motivo de alegría y no de preocupación. Si quieres conservarlas, lo mejor es que contrates un seguro que te garantice tranquilidad ante un posible robo en tu vivienda o daños que puedan sufrir.

Este tipo de pólizas de objetos de valor no solo incluyen la cobertura de joyas, sino también de cuadros de artistas reconocidos, libros antiguos, obras de arte, piezas únicas de mobiliario o colecciones de valor. Por tanto, si tenemos varios objetos de este tipo en nuestra vivienda, podemos contratar una póliza que cubra el valor de todos ellos.

Te puede ser interesante: ¿Cómo asegurar cuadros de Picasso u otros artistas reconocidos?

Si las joyas recibidas son de oro, pero no son demasiado valiosas, no será necesario hacer un seguro que las proteja, pero sí convendría que lo pusieras en conocimiento de la compañía aseguradora para que pudieran englobarse en un seguro de hogar común, que protege el contenido de una vivienda, es decir, todo lo que está de puertas para adentro. En este caso, la aseguradora podría añadir un anexo a la póliza de hogar que tienes contratada.

Por el contrario, si la herencia engloba un gran número de joyas o éstas son especialmente valiosas por su diseño, su antigüedad o por contener elementos como piedras preciosas, quizá sea más conveniente realizar un seguro individual solo para ellas.

La prima a pagar dependerá del valor de las joyas, que podría ser establecido en una tasación. Pero también influyen otros elementos a la hora de calcular el precio del seguro que vamos a contratar, como si la casa cuenta con puertas y ventanas blindadas o alarma conectada con la Policía. También el lugar donde se guardan las joyas puede provocar un aumento del precio del seguro, ya que no es igual tenerlas en un joyero sobre la mesita de noche que guardarlas en una caja fuerte. Cuantas más medidas de protección tenga la vivienda y más seguras se encuentren las joyas, menos costará proporcionalmente la prima.

Artículo relacionado: Bodas, bautizos y comuniones, objetivo de Hacienda

El seguro que hagamos a las joyas familiares las protegerá de los daños que puedan sufrir ante posibles eventualidades, como rotura de cañerías o incendio, pero si se produce un robo hay que seguir un protocolo de actuación para que el seguro te pueda indemnizar.

En primer lugar, denunciar el robo en una comisaría de Policía. La denuncia, cuya copia se entregará posteriormente a la aseguradora, debe contener una relación completa de las joyas que faltan, así como una descripción detallada y su valor estimado.

Conviene hacer la denuncia cuanto antes, ya que la aseguradora concede un margen de tiempo para hacerlo, que suele ser de 72 horas desde el momento en que se descubre el robo. Tras interponer la correspondiente denuncia se debe comunicar la circunstancia a la compañía aseguradora, que enviará a un perito a nuestro domicilio para evaluar la situación. Posteriormente, la compañía aseguradora se pondrá en contacto con nosotros para confirmar si se produce la indemnización y, en caso de ser así, qué cantidad nos va a aportar.

¿Son una buena inversión los cuadros de Picasso?

El arte español está pasando por un buen momento. No hace más de dos años, un cuadro de Dalí alcanzó el récord mundial pagado por una obra surrealista, con una cantidad cercana a los 16 millones de euros. ¿Y si se trata de Picasso? Pues sorprende saber que uno de sus cuadros se vendió por la astronómica cifra de casi 30 millones de euros. Cantidades que pueden invitar a pensar que invertir en arte es un buen negocio.

Y la verdad es que… Depende. A diferencia de otro tipo de inversiones, esta modalidad es considerada por muchos como más segura. Incluso, muchos de los que se han animado a realizar este tipo de inversión han visto multiplicado el valor de sus obras mientras han podido disfrutar de ellas por mucho tiempo. Pero lo cierto es que, como en la bolsa, a veces se gana y a veces se pierde, porque el negocio del arte está sujeto a la incertidumbre.

Artículo relacionado: ¿Cómo asegurar cuadros de Picasso u otros artistas reconocidos?

Si se posee un Picasso, no es difícil saber que, actualmente, las obras de este artista gozan de gran popularidad. Así, ahora mismo, la inversión realizada en él mismo aporta cierta tranquilidad porque el precio apunta al alza, ya que la oferta permanece constante mientras la demanda aumenta. Pero si de repente se descubre un número significativo de nuevas obras suyas, o si un gran coleccionista decide poner a la venta varios de sus cuadros por falta de liquidez, el precio bajaría por la relación contraria. Es decir, la oferta aumenta mientras la demanda permanece igual. De esta forma, cae el valor de las obras. Así, pues, la incertidumbre es lo que caracteriza a este tipo de inversión.

Entre las ventajas que ofrece este tipo de negocio es que no está muy ligado a indicadores económicos o a situaciones de crisis. Los precios de las obras de arte no presentan una alta volatilidad, a diferencia de otros sectores como el inmobiliario, el tecnológico o el energético que sí están sujetos a este tipo de variables. Otra ventaja es que las obras se pueden rentar a museos o a galerías para obtener liquidez. Además, el valor de una obra de arte nunca será cero y si se quiere invertir en una obra desconocida se puede tener la suerte de que a medio o largo plazo el artista llegue a obtener popularidad.

Te puede interesar: Cuadros abstractos modernos: una forma de inversión para proteger nuestro patrimonio

Respecto a las desventajas, hay que apuntar que es impredecible controlar las tendencias e identificar al próximo Picasso o Dalí, precisamente por la gran variedad de corrientes y artistas que existen en la actualidad. Igualmente, hay formas de conseguir liquidez con las obras a través de la renta, pero, en sí mismo, este tipo de mercado no presenta suficiente liquidez. A la par, los costes de mantenimiento y traslado de las obras son bastante elevados, sobre todo si es una obra muy antigua. Y, por supuesto, una obra deteriorada disminuye radicalmente su valor. Por esta razón, lo mejor es asegurar las obras de forma personalizada, incluso de sucesos desafortunados como incendios o robos.

Dicen que el arte es el alimento del alma y la verdad es que, sin ser tan románticos, ciertamente da de comer a muchos. Detrás del negocio del arte están artistas, coleccionistas, galerías, casas de subastas, brokers, museos, empresas y un largo etcétera. Establecer si realmente vale la pena invertir en cuadros de Picasso, o de cualquier otro artista, es una decisión que depende de la intuición y, por supuesto, del gusto. El arte es una apuesta incierta y un tipo de negocio en el que se cumple la máxima de las inversiones: “a mayor riesgo, mayor rentabilidad”.

Los cuadros de arte más caros en la historia

Pueden pasar desapercibidos para la gran mayoría de los ciudadanos que componen las sociedades pero, para el conocedor y profesional de este sector sabe como funciona el mercado y entiende cuánto de más o cuánto de menos puede valer un cuadro de arte. Lo que se esconde detrás de este negocio es cautivador y muy atractivo.

No solo por el mero hecho de observar la técnica de un lienzo enclaustrado en una pinacoteca que presenta en el cielo un rompimiento de gloria y termina con una oscuridad siniestra, propia del Barroco, es sinónimo de quedarse maravillado delante del grabado (que también). La explicación de esta magia no consiste, exclusivamente, en el comportamiento de esta actividad, sino por el valor intrínseco que posee.

Quizás te interese: Cuadros abstractos modernos: una forma de inversión para proteger nuestro patrimonio

En estos momentos tan dudosos en el que viven numerosos territorios ubicados en distintos puntos geográficos del planeta, las pinturas se han convertido en un bien de primera necesidad para aquellos individuos que tienen un poder adquisitivo alto, pudiendo comprarlos a un precio elevado. ¿Por qué son artículos de primera necesidad? Porque en situaciones como las que se están viviendo actualmente, los valores de los cuadros no se deprecian. El panorama actual que asola a todos los continentes hace que la tasación de los billetes de dinero se reduzcan.

La crisis económica global que padece un amplio grupo de países convierte, no solo al sector del arte como el más idóneo en un trance negativo, sino que el mercado del oro mantiene, también, el precio ante posibles devaluaciones en el valor de la moneda y del billete.

A lo largo de toda la historia, el negocio de la pintura ha sido un sector muy demandado y solicitado por directores y presidentes de prestigiosas y reputadas pinacotecas o museos internacionales. Pero, no solo por ellos, los integrantes de familias adineradas y famosas, también, suspiran por comprar las maravillas que un día trazaron los artistas en sus estudios. Cuando uno de ellos adquiere el artículo formará parte de su colección privada.

Artículo relacionado: ¿Cómo asegurar cuadros de Picasso u otros artistas reconocidos?

La revista estadounidense ‘Forbes’ publicó un informe en el que presentó cuáles han sido los cuadros más caros a lo largo de todos estos años. Los datos recogidos por el medio de comunicación fueron analizados, previamente, por la empresa Artelista. Una compañía que se dedica a desarrollar dos actividades, principalmente. Exponer las obras de más de cien mil pintores y vender este producto por Internet. Opera en más de 170 países.

La lista que confeccionó ‘Forbes’ y Artelista la lidera el pintor francés Paul Cézanne. Su cuadro, Los jugadores de cartas, fue traspasado por 183 millones de euros. Le sigue el artista malagueño, Pablo Picasso, que subastó El Sueño por un valor de 113 millones de euros. El podio lo cierra Jackson Pollock con su Number 5. El total ascendió a 102 millones de euros. El autor de la obra Woman III, Willem de Kooning, logró vender su lienzo por un poco más de cien millones de euros. La pintura más famosa del pintor alemán Gustav Klimt, Adele Bloch-Bauer, fue enajenado por 98 millones de euros.

Cuadros abstractos modernos: pinturas abstractas modernas al oleo pintadas a mano

El arte en general, y la pintura en particular, siempre han sido testigos de la historia. Los diferentes acontecimientos históricos han estado marcados, primero, y han sido plasmados, después, en diferentes obras de arte. Por todos es sabido, que, en función del paso del tiempo, han sido diferentes las corrientes pictóricas imperantes. En cada caso, el valor de dichos cuadros ha ido creciendo siempre por el mero paso del tiempo.

Así las cosas, nos encontramos en un momento en el que conviene tener todo bien atado. El patrimonio debe ser protegido, y hay que conocer las diferentes opciones existentes. Pues bien, el arte es una de las más seguras. A buen seguro, además. Empecemos por el principio, por la compra. Actualmente, las galerías de arte están ofreciendo los cuadros con un precio inferior que ronda hasta un 70 % en términos porcentuales. Llegados a ese punto, es prácticamente imposible que el precio de ese cuadro que se ofrece ahora así, descienda. Desde ese momento, sólo puede crecer en su valor.

Te puede interesar: ¿Cómo asegurar cuadros de Picasso u otros artistas reconocidos?

Dicho lo cual, debemos conocer cuáles son las tendencias que pueden revalorizarse más. Si en su día los paisajes y formas realistas hacían el deleite del público, a día de hoy los cuadros abstractos modernos se encuentran a la vanguardia del valor. Además, concretamente los artistas españoles cuyas obras se pueden encontrar mucho más baratas ahora en nuestro país, se encuentran muy valoradas en el resto de Europa. Por todo lo dicho, ya son bastantes las empresas y particulares que están acudiendo a este mercado para proteger su patrimonio.

Así como existen otras inversiones fluctuantes en forma de burbuja de precio, los cuadros abstractos modernos son una inversión segura y rentable en este tiempo. Además del valor que tienen estas obras, la inversión en arte conlleva otra serie de beneficios indirectos. El primero de ellos, es la imagen que denota. El arte, el deleite cultural pictórico, siempre será más valorado respecto a cualquier otro tipo de inversión variopinta. Sobre todo de cara a las empresas, la imagen exterior que proporciona es ampliamente positiva. No en vano, el patrocinio de exposiciones artísticas ha sido una estrategia de marketing extendida a todos los niveles institucionales, tanto públicos o privados.

Pero, lo que es más importante, el acicate cultural que tiene esta forma de protección de patrimonio, tienen una muy importante y beneficiosa fiscalidad al respecto. Uno de los incentivos fiscales que otorga, es el sistema de dación. Éste nos permite pagar los impuestos de las obras de arte sin pagar la plusvalía que ha generado posteriormente dicha obra. Sin duda, otro factor clave a tener encuenta.

En definitiva, tras el importante aroma cultural y de contemplación estética que tienen estas obras, debemos saber las grandes ventajas que tiene para proteger nuestro patrimonio. El riesgo de que pierda valor una obra en el tiempo es nulo por el simple paso de los años, que ya le otorga una plusvalía. Y, sobre todo, el potencial de revalorización puede ser muy grande. Esta dimensión hacia arriba depende, obviamente, del autor y la obra. Siempre los autores más jóvenes conllevan un mayor riesgo en ambos sentidos (podría llegar a ser una celebridad en un futuro, o quedarse en nada), mientras que artistas consagrados ya otorgan un valor seguro conocido.

¿Cómo asegurar cuadros de Picasso u otros artistas reconocidos?

El arte merece ser asegurado. Ningún coleccionista puede tener un cuadro de Picasso o de cualquier otro artista reconocido sin plantearse un seguro de la obra que cubra cualquier posible eventualidad que le pudiera afectar.

Una obra de arte está hecha para perdurar. Independientemente de si hemos adquirido un cuadro de un reconocido artista como inversión o para admirarlo cuando estamos sentados en el sillón de casa, lo cierto es que no debería pasar ni un solo día en nuestras manos sin que la obra sea asegurada.

En un país donde cada vez se da más importancia al arte como inversión y las exposiciones cada día traen a más público, el seguro de las obras se vuelve imprescindible. El tipo de cuadro y la proyección de su autor serán los parámetros fundamentales que nos harán valorar qué seguro resulta más adecuado para la obra.

Te puede interesar: Aumenta la venta de alarmas con la crisis

Si contamos con escasos cuadros y éstos son de artistas poco conocidos, podemos asegurarlos incluyendo su cobertura en nuestro seguro de hogar. La compañía aseguradora nos puede ofrecer incluirlos en la póliza a cambio de un incremento de su precio, que será más o menos alto en función del valor de la obra o el reconocimiento de su autor. Tendremos que elegir entre incluir a todos los cuadros en un mismo seguro o establecer una póliza individual para cada uno de ellos.

En el caso de poseer un cuadro de un destacado pintor, el valor de la obra aumenta considerablemente, por lo que el cuadro debe ser cubierto por un seguro específico. Este tipo de seguros está más orientado a coleccionistas privados, así como a empresas que cuentan con cuadros de gran valor u organizan exposiciones de cara al público.

Existen compañías aseguradoras especializadas en este tipo de seguros que pueden cubrir cualquier daño que pueda sufrir el cuadro, tanto si se lo infringe una persona, como si ocurre un siniestro en el lugar donde se muestra expuesto, pasando por un posible traslado, lo que da lugar al denominado “seguro clavo a clavo”. Con esta modalidad de seguros, el propietario del cuadro será indemnizado si la obra sufre daños como consecuencia de un incendio, un robo, una tubería en mal estado o un deterioro accidental del lienzo. También existen seguros que incluso pueden hacerse cargo del proceso de restauración.

Para llevar a cabo el seguro de una obra de arte, es posible que la compañía aseguradora nos obligue a establecer ciertas medidas de seguridad para proteger el cuadro. Estos requisitos pueden ser alarmas, puertas blindadas, estancias protegidas o traslados por compañías especializadas, que junto con las especificaciones del cuadro permitirán a la aseguradora concretar el precio del seguro.

Hay que tener en cuenta que un seguro de estas características no solo protege a la obra como tal, sino que también la convierte en un objeto perdurable, ofreciéndole la oportunidad de ser disfrutado por posteriores generaciones. Será nuestro pequeño granito de arena en medio de la inmensa playa que supone cualquier legado artístico para la humanidad.

Datos interesantes sobre los cuadros de Picasso:

Los cuadros de Picasso son parte de las obras más conocidas y aclamadas en todo el mundo.

Los cuadros de Picasso son tan valiosos ya que el fue el fundador del movimiento cubista, una de las vanguardias artísticas del siglo XX.

El arte de Picasso tiene periodos distintos.

Entre 1912 y 1915 Picasso y Braque desarrollaron la segunda fase del cubismo.

El control de los hijos a través del móvil

Nadie dijo que ser padre iba a ser fácil. Cuando los hijos cumplen cierta edad es normal que sus padres se preocupen por saber qué hacen, dónde van y con quién. Aunque los niños tienen que aprender solos no está de más que podamos echarles un vistazo de vez en cuando. Por este motivo ha salido al mercado un nuevo dispositivo para controlar a los hijos a través del teléfono móvil. Es una aplicación totalmente invisible que no se puede rastrear ni sabotear de ninguna forma. Gracias a ella se puede saber en cada momento dónde se encuentran sus hijos.

Funciona como un espía a través del móvil. Los padres interesados en utilizarla deberán contratar sus servicios a través de una página web. A partir de este momento se vinculará el número de teléfono de su hijo al servicio de esta aplicación. Ahora solo queda especificar qué parámetros se quieren controlar. Controla los desplazamientos, las alarmas y el calendario del teléfono móvil. De esta forma, los padres sabrán en cada momento dónde están sus hijos y podrán incluso establecerles límites horarios. A través de un mapa, los padres sabrán por dónde se mueven sus hijos.

Te interesa: Aumenta la venta de alarmas con la crisis

Esta aplicación ha sido creada principalmente para jóvenes de entre 10 y 18 años. Y es que en el momento en que cumplen la mayoría de edad el sistema de desactiva automáticamente. Es una buena forma de saber si los niños están en el sitio correcto en cada momento. Por ejemplo, se puede confirmar su asistencia a las actividades extraescolares. Este sistema tiene un control proactivo que confirma permanentemente la asistencia a determinados lugares y reactivo para alertar inmediatamente de las ausencias.

Lo mejor de todo para los padres espías es que el niño no tiene porque darse cuenta de que lleva esta aplicación en su teléfono. Aunque lo mejor para no tener problemas de comunicación es decirle a su hijo que lleve siempre su móvil encima. No es necesario confirmarle el alto grado de control que se está haciendo sobre él, pero si que se le puede informar de que con ese móvil estará siempre seguro. Antes de comenzar a espiar a un hijo hay que tener muy en cuenta lo que se va a hacer. Es bueno que los niños tengan libertad para desarrollarse y equivocarse por ellos mismos, aunque hay momentos en los que es necesario ejercer más control sobre ellos.

Hay ocasiones en las que los jóvenes toman un camino equivocado y se juntan con compañías que no deben. En estos casos es fundamental poder saber por dónde se mueve su hijo. Por otro lado si unos padres no tienen problemas de comunicación con sus hijos no es necesario ejercer tanto control sobre ellos. Aunque es una buena medida para ciudades grandes con mucho riesgo porque nos indicará en cada momento por qué zonas se mueve el niño. Es un sistema muy práctico que puede servirle a muchos padres para encontrar el equilibrio entre lo responsables que puedan ser los hijos y la libertad que se les otorga.

La venta de productos en los hoteles a las personas mayores

Las personas mayores son un blanco fácil para los vendedores. Por lo general tienen dinero ahorrado y son muy vulnerables. Antes de la crisis económica, con su pensión disfrutaban de diversos viajes durante el año y podían permitirse comprar todos los artículos que quisieran. Por este motivo, los comerciales aprovechaban su estancia en los hoteles para venderles lo que hiciera falta. Y es que cuando uno está de vacaciones le cuesta mucho menos gastar y más si se trata de una persona más sensible.

Sartenes, colchones, vajillas, libros y hasta bisutería barata. Todos estos productos eran los protagonistas en los salones de los hoteles españoles. El “modus operandi” de los vendedores es el siguiente: Cada semana varios autobuses parten de diferentes puntos de España repletos de jubilados. Estas personas llegan a su destino para disfrutar de unos días de relax y cambiar de aires. Con las condiciones del IMSERSO pueden beneficiarse de unas auténticas vacaciones a precio de ganga.

Te puede interesar: Asociaciones de consumidores, ¿se consigue algo con las denuncias?

El IMSERSO, Instituto de Mayores y Servicios Sociales, es una Entidad Gestora del Gobierno de España que se encarga de gestionar los servicios complementarios de las prestaciones del sistema de la Seguridad Social. Es la entidad encargada de proporcionar las pensiones de invalidez y jubilación a las personas mayores o con algún tipo de discapacidad. Gracias a este organismo, la tercera edad obtiene ventajas en lo relativo a sus vacaciones. Con precios extremadamente bajos pueden viajar por toda España durante varios días al año.

Una vez llegan los mayores al hotel comienza el trabajo de los vendedores. Éstos conocen muy bien el mercado y están en constante contacto con los hoteles. Saben cuándo llegan grupos y cuándo se van. Y aquí empieza el juego. Los comerciales eligen el mejor día, generalmente el primero o el segundo de su estancia, para ofrecerles una pequeña charla que terminará con una gran venta. La labia y el morro son los principales ingredientes de las personas encargadas en vender los productos ya que de esto dependerá el nivel de compra.

Si de algo se caracterizan las personas mayores es de ser vulnerables. En el momento en el que un producto les entra por los ojos ya es suyo. Y esto es lo que los vendedores aprovechan. Tras la charla en la que les cuentan las excursiones posibles empieza la venta. Los jubilados se sienten con el compromiso de tener que comprar algo y los vendedores se aprovechan. De esta forma consiguen incrementar las ventas y disminuir las cuentas de los mayores.

El negocio de los mini autobuses para las cenas de empresa

Cuando llega la época navideña muchas empresas aprovechan para hacer cenas con todos sus empleados. Es una buena manera de conocerse en un ambiente alejado del puesto de trabajo. Las personas están más relajadas y se relacionan entre ellos sin la presión del trabajo. Por lo general, aunque ahora con la crisis esto debe de haber cambiado, el jefe invita a todos sus empleados a la cena. Por eso, la mayoría de los empleados quiere asistir y no perderse ni un detalle de este evento social. Cotilleos, personas que se desinhiben más de la cuenta y muchas risas aseguran que estas cenas se convertirán en la fiesta del año.

Ingredientes muy suculentos invitan a asistir a esta fiesta, pero hay una barrera que impide que todos puedan ir. ¿A quién no le gusta tomarse unas copitas de vino con la cena o un gin tonic al finalizar la misma? A todos, pero hay que tener en cuenta un detalle. Si bebes no conduzcas, así de claro nos lo piden las campañas de tráfico. Y es que, las copas de más pueden convertir una noche especial en toda una tragedia. Por este motivo, muchas empresas de autobuses han creado servicios específicos para traer y llevar grupos de personas. Se llama a la empresa encargada y el autobús se encarga de recoger a todos los invitados en un punto. Los acerca al restaurante donde se va a celebrar la cena y cuando termine, los lleva al punto de inicio.

Te puede interesar: Autobuses Alsa: cómo el proporcionar flexibilidad de horarios se convierte en éxito

Las nuevas iniciativas creadas para que todos los asistentes puedan beber a su antojo son una buena manera de evitar accidentes. Suponiendo que los trabajadores de la empresa son entre 20 y 25 personas y van a cenar por la zona norte de Madrid. Quieren que se les recoja por la zona de Moncloa y que al finalizar la cena se les vuelva a traer a este punto. Un mini bus para estas personas podría costar, en función de la empresa, a partir de 300 euros. Una cifra que no está nada mal si se tiene en cuenta que lo que se pretende es proteger la propia vida y la de los demás.

A todos nos gusta disfrutar con tranquilidad de una buena noche con los compañeros de trabajo. Una velada de este tipo permite que nos relacionemos con personas que quizás en el día a día no lo hacemos. Conocer gente nueva y pasar un buen rato son los principales elementos de estos eventos sociales. Sin embargo, hay que tener mucha precaución, sobre todo en la carretera, de no cometer ningún error que nos convierta la noche en una auténtica desgracia. La idea de alquilar un mini bus entre todos los trabajadores sirve para olvidarnos de conducir y poder tomarnos algunas copas sin preocuparnos de cómo vamos a llegar a casa.

Twoo, la red social de Meetic para ligar

Internet ha puesto patas arriba el día a día y las relaciones de los mortales: los amigos se cuentan por cientos (y se distribuyen en carpetas), los antiguos compañeros del colegio y los viejos colegas del barrio están a un par de golpes de ratón y en pocos segundos es posible localizar a todos los Martínez, los Smith o los Santos del planeta y organizar una barbacoa masiva en una isla perdida del Índico (“me gusta”). Y, sí, ahora que las redes sociales le han dado unas cuentas vueltas de tuerca a eso tan complejo de vivir, la gente sueña con recuperar un cierto grado de intimidad. Too late: ¡un montón de empresarios se han hecho ricos gracias a uno de los grandes negocios del siglo xxi!

En la jungla que gobiernan Facebook y Twitter, y donde hasta Lady Gaga se ha montado un mundo virtual para desbarrar sus seguidores, se ha hecho un hueco Twoo, una red social “para conocer gente nueva” que cuenta con 10 millones de usuarios activos; la aplicación permite a los clientes ponerse en contacto con otras personas de su ciudad (también registradas en la plataforma, como es lógico), intercambiar mensajes, chatear… o lo que surja, una tarea en la que cuentan con la ayuda de un buscador con filtros basados en el aspecto físico, el carácter y el estilo de vida. Gratis, cómo no, aunque con la opción de pagar una cuota (¡alabado sea el modelo freemium!) para conseguir ventajas extra, la mayoría vinculadas a la visibilidad y el anonimato.

También te puede interesar: Asociaciones de consumidores, ¿se consigue algo con las denuncias?

Twoo funciona en 200 países y en 40 idiomas; fue lanzada en 2011 por la compañía belga Massive Media, responsable también de Netlog. Como cualquier especialista en ligues, el usuario puede juguetear con los hombres y las mujeres a las que les ha echado el ojo (es más, existe una opción específica para “Jugar”) e incluso comprarles regalos vía PayPal. No, el romanticismo no está reñido con la tecnología.

En 2012 el solterón de oro del sector, el grupo Meetic, cayó rendido a los pies de Twoo, así que decidió comprar Massive Media. De esta forma el conglomerado fundado en 2001 por el francés Marc Simoncini abrió al territorio de las grandes redes sociales una cartera en la que ya se encontraban Meetic Affinity, las alemanas Cleargay y Neu, la brasileña Par Perfeito y la holandesa Lexa. Un suculento paquete que en 2011 quedó bajo el control absoluto del holding estadounidense InterActiveCorp (padre de About.com, Ask.com y Vimeo).

Twoo ha recibido duras críticas por sus obstáculos a la hora de darse de baja del servicio y por su afición a bombardear con spam los buzones de correo electrónico de los amigos (exacto, los no registrados en la red social) de sus usuarios.