Los consejos de administración de las empresas siguen sin mujeres

La lucha por la igualdad de género fue durante mucho tiempo una de las principales banderas del gobierno socialista. Poco duró. El informe sobre igualdad de género que elabora anualmente el Foro Económico Mundial, ha situado a España este año en el puesto número 30 del ranking, cuatro escalones más abajo que el año pasado y muy lejos ya del puesto número 10 que llegó a alcanzar en 2007. Este informe, que tiene en cuenta a 136 países, analiza las diferencias de género en áreas como la participación económica, el mercado laboral, la educación, la sanidad, la esperanza de vida o la participación política. Es precisamente en este último punto donde peor nota saca nuestro país. Actualmente, el Ejecutivo de Mariano Rajoy cuenta con nueve hombres y cuatro mujeres, lejos de la paridad que impulsó Zapatero en la primera legislatura, formada por ocho mujeres y ocho hombres.

En el lado opuesto, los países en los que existe una mayor igualdad de género son Islandia, que lleva muchos años liderado el ranking, seguida de Finlandia, Noruega y Suecia. Destaca el informe que, aunque ningún país ha conseguido aún la igualdad de género, son los países nórdicos, a excepción de Dinamarca, el modelo internacional a seguir, ya que han eliminado cerca del 80% de la brecha de género. Para ello, estos países han conseguido tener los niveles más altos de participación de mujeres y hombres en el mercado laboral, reducir al máximo las diferencias salariales y tener más mujeres en puesto de responsabilidad en el sector privado.

En el caso de Noruega, el Gobierno obligó a que la representación de cada sexo en los altos cargos de las empresas fuera de, al menos, el 40%. Un ejemplo en el que debería fijarse un poco España porque en este aspecto también hemos empeorado, y mucho. Desde 2008, el número de mujeres que ocupan puestos directivos en nuestro país se ha reducido a la mitad, pasando de un 19,5% a un 10,3% en enero de 2013, según un informe elaborado por la escuela de negocios EADA, que ha analizado los salarios de 80.000 personas empleadas por cuenta ajena.

En las empresas del Ibex-35, por ejemplo, solo encontramos dos presidentas y cuatro ejecutivas con un plan de inversión, quedando el peso de las mujeres estancado en el 12,7%, muy por debajo del objetivo del 40% marcado por la ley de Igualdad, aprobada en 2007, y por la Comisión Europea. Pero, además, está la brecha salarial entre hombres y mujeres. Según el informe la diferencia entre la retribución que reciben los hombres y la que reciben las mujeres es del 17%, cobrando ellas una media de 70.000 euros al año y ellos 81.500. Unas cifras que contrastan con algunos informes que acreditan que las mujeres son más productivas que los hombres y que en concreto, las corporaciones dirigidas por mujeres son un 18% más productivas. No es de extrañar que la Reserva Federal de Estado Unidos, haya elegido a una mujer para liderar el organismo.