¿Las redes sociales perjudican la reputación de marcas y empresas?

Internet está abierto las veinticuatro horas del día, y durante ese tiempo se generan millones de contenidos en forma de comentarios u opiniones acerca de productos, servicios, marcas o empresas. Una crítica o un comentario negativo sobre un determinado producto en cualquier red social, puede afectar de forma perniciosa sobre la reputación de una marca o empresa, lo que genera una situación de crisis dentro de la organización. La integridad del producto se ve afectada, y esa delicada situación, hace temblar los cimientos de la reputación y la estabilidad financiera de la empresa. Por ello, las organizaciones deben estar preparadas ante este tipo de amenazas. Una buena estrategia de comunicación de crisis puede salvar las ventas de un determinado producto o servicio, así como la imagen de marca.

Las características principales que poseen las redes sociales son la inmediatez y la viralidad que son cada vez una mayor problemática de reputación online. La rápida difusión de los contenidos que circulan por los medios sociales es uno de los factores que deben vigilar y cuidar las empresas, con respecto a los comentarios vertidos por los usuarios acerca de marcas y productos.

El auge de las nuevas tecnologías junto con el gigante de Internet ha modificado el comportamiento del consumidor, y se han convertido en factores claves dentro del proceso de decisión de compra. Hoy día, los usuarios acuden a la red para reforzar o descartar el deseo de compra de un determinado producto. Las redes sociales se han convertido en los altavoces del pueblo, donde los usuarios opinan sobre sus experiencias positivas o negativas acerca de una determinada marca o producto. Las compañías son conscientes del daño que puede provocar en sus cuentas un comentario desafortunado en Internet. De ahí, el temor de las marcas, en este mundo tan competitivo, de poder perder clientes debido a las críticas que puedan hacer distintos usuarios descontentos con sus productos en las redes sociales.

La llegada de los medios sociales a nuestras vidas ha avivado el interés y la preocupación de las empresas por preservar la imagen de las mismas, y controlar las distintas situaciones que se puedan dar. Si bien las redes sociales pueden ser un filón para aumentar las ventas de un determinado producto, también lo son para hundirlo en la más absoluta miseria. Por ello, este tema se ha convertido en prioritario para las compañías. Un estudio llevado a cabo por Deloitte asegura que el 52% de los directivos de grandes empresas apuestan por la utilización de herramientas que permitan monitorizar frecuentemente la marca que representan en la red. Asimismo, han aumentado el presupuesto para vigilar los posibles riesgos que pudieran surgir debido a comentarios negativos sobre la reputación de marca o de los productos.