Ganar dinero desde casa con trabajos fiables online

El trabajo siempre ha estado generalmente asociado al hecho de acudir al mismo presencialmente, pero ganar dinero desde casa es muy posible. De tener un horario a partir del cual regirse, y un lugar en el cual ejecutarlo. Sin embargo, con la explosión de la red de redes, se ha comenzado a cambiar esta visión inicial. Si a través de internet podemos operar y enviar todo tipo de datos y operaciones, por qué no también realizar nuestro trabajo.

En este punto es fundamental acreditarse de la fiabilidad de la empresa y el proyecto a llevar a cabo, mientras que por parte de la empresa se hace necesario cerciorarse del compromiso y grado de cumplimiento del colaborador. El hecho de que no exista un marco territorial y temporal específico, no debe influir en la calidad del trabajo.

De esta forma, en un primer momento no hay que afrontar con miedo este tipo de propuestas. Cada vez son más las empresas que ven de esta manera un mayor aumento de la productividad. Por un lado, por el ahorro en infraestructuras que supone (inmuebles, alquileres, facturas de consumo, viajes y otros gastos innecesarios) para el empresario. Por otro, por la mejor calidad que gana el trabajador, que dentro de los márgenes establecidos puede organizarse el trabajo y llevarlo a cabo cuando más inspirado esté.

Además, todo ese ahorro cosechado, puede invertirse en otros factores del proyecto que pueden potenciar aún más el mismo. El “teletrabajo”, así denominado, es, por ejemplo, algo muy habitual en Estados Unidos o Reino Unido. Allí, desde hace casi una década, son numerosas las empresas que han tomado este camino. Fundamentalmente agencias de marketing, que haciendo honor a su cometido encontraron una forma de mercadotecnia a través de la red más rentable.

Obviamente, en función de la tarea desempeñar, hay casos en lo que es viable esta práctica. En otras empresas, por ejemplo, en función del departamento o sector que se trate, se desempeña online o presencialmente. Otra de las características del teletrabajo para que éste se lleve a cabo correctamente, suelen ser las reuniones periódicas. No por no asistir a un punto diariamente, debe evitarse el contacto. Es importante conocer al empresario, y saber que en cualquier momento se puede celebrar un encuentro físico para organizarse o tratar cualquier ámbito.

En cuanto a los rendimientos económicos, conviene antes que el trabajador se interese por la situación y los balances de la empresa, así como si el empresario tuviera ya antecedentes en el mundo online. El Registro Mercantil es un caldo de cultivo poco utilizado, y en el que de forma transparente cualquier puede consultar todo este tipo de cosas. También, hay que ser muy consciente de la dificultad y empeño que conlleva trabajar dependiendo de la red y el posicionamiento en la misma. Cuando el trabajo beba directamente de esa fuente, deben existir detrás profesionales especializados en la materia. No todo lo que se publica en internet llega a todo el mundo inmediatamente, para que tenga movimiento ha de ser “viralizado” adecuadamente por expertos en marketing digital. Viralizar es un nuevo término acuñado en el mundo online, y muy importante al respecto. Designa la expansión y el movimiento exponencial que se le da a los contenidos respectivos.

En cuanto a las remuneraciones y forma de cobro, de nuevo en este aspecto suele variar algo respecto a los contratos tradicionales. Normalmente, el trabajo seguro online factible reporta ingresos, y además permite una organización y aprovechamiento del tiempo menor. Se evitan los tiempos muertos o poco productivos. Así las cosas, suelen firmarse contratos mercantiles. El trabajador aparecerá como colaborador (freelance) y dado de alta en régimen de autónomo. Ello permite, al mismo tiempo, poder realizar cualquier otro tipo de trabajo online compaginándolo y facturar por varios sitios. Así funciona el trabajo del futuro en muchos casos y sectores, y conociendo la fiabilidad de ambas partes éste es muy productivo para todos los factores del trabajo.