¿Cubren los seguros de hogar los daños producidos por animales domésticos?

Los daños ocasionados por animales domésticos se encuentran cubiertos en el apartado de responsabilidad civil de los seguros de hogar multirriesgo.

Cuando hablamos de los seguros multirriesgo del hogar nos referimos sin lugar a dudas a uno de los más problemáticos del sector seguros. A pesar de su gran implantación y al hecho de que la mayoría de los hogares españoles disponen de uno, la gran variedad de riesgos que cubren y la terminología utilizada en las condiciones particulares de las pólizas desembocan en un gran número de equívocos y reclamaciones. Por otro lado, se trata de un producto muy vinculado a los préstamos hipotecarios, contratándose sin el adecuado conocimiento de los tres grandes apartados que componen dicho seguro: continente, contenido y responsabilidad civil.

Son muchos los factores que debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro del hogar. Y entre ellos se encuentran nuestras mascotas. Más allá del cariño y de la compañía que nos proporcionan, los animales domésticos pueden ocasionarnos desperfectos en nuestra vivienda o en las zonas comunes del edificio. Si convivimos con mascotas es aconsejable revisar las condiciones particulares de nuestro seguro del hogar. Habitualmente los desperfectos que pueden ocasionar los animales de compañía se encuentran recogidos en el apartado de responsabilidad civil. Este apartado cubre las indemnizaciones consecuencia de daños materiales, personales y perjuicios económicos que podemos causar a terceros al realizar una obra así como los daños producidos por estos animales.

Y, por supuesto, no todos los seguros del hogar ofrecen las mismas coberturas con relación a los animales domésticos. Hay compañías que entre las coberturas básicas de responsabilidad civil incluyen los daños causados por nuestras mascotas. Otras ofrecen esta cobertura como optativa o incluyen una cantidad a la hora de cubrir los daños. Las opciones son variadas, así que merece la pena revisar con tranquilidad la póliza de seguros del hogar que tengamos suscrita o informarnos con todo detalle de las condiciones si nos estamos planteando contratarla.

Un caso típico en el que el seguro del hogar puede cubrir los daños producidos por nuestro animal de compañía es cuando, paseando por la calle, este muerda a alguien o produzca algún tipo de desperfecto en el mobiliario urbano.