Cómo ganar dinero fácil jugando a videojuegos

La industria del videojuego en España ha despertado y se mueve con las tendencias, no quedando atrás cómo ganar dinero fácil. La importancia que van tomando soportes como las tablets o los smartphones hace que la vía para generar ingresos sea invertir en lo novedoso y dejar a un lado la producción destinada a las gigantes consolas, que ya tienen un plantel de grandes empresas diseñadoras con más presupuesto que las españolas.

Más de un centenar de empresas componen la industria del videojuego en España que han facturado en torno a cien millones de euros. La carrera por crear videojuegos para Play Station, Xbox o Wii es complicada debido al esfuerzo económico que supone la producción de una propuesta de ese tipo y la posibilidad de generar beneficios con ello. Así que los nuevos soportes son una salida para mantener la actividad y desarrollar el sector.

De hecho, sólo Mercury Steam se dedica a la producción para videoconsolas. Sus responsables dejan claro que es costoso y que con dos de los cuatros juegos que han desarrollado ni siquiera han recuperado el dinero invertido. Gastos en personal (el desarrollo de un juego puede ocupar a noventa personas) y otras partidas que no bajan de los cinco millones de euros, a las que hay que añadir lo que cuesta promocionarlo y distribuirlo.

La desarrolladora de videojuegos más influyente en nuestro país es Zed, el grupo de empresas que incluye a los realizadores del famoso juego “Commandos” que se ha volcado en el teléfono móvil.

Las redes sociales son otra de las vías de escape para la industria del videojuego español. Asi, “Fitness City” es uno de los lanzados por Zed en Facebook, entretenimiento que ha acumulado unos cinco millones de jugadores en la página de Zuckerberg. Aunque esta clase de soportes tiene sus desventajas para las compañías. Muchos juegos se descargan gratis o sus precios son muy bajos, aunque disponen de un mercado muy extenso de potenciales usuarios de la aplicación y evitan los elevados costes de la distribución física. Por ello, obtienen beneficio incluso después de que Apple o Android, con sus catálogos de juegos online, se queden con una parte del dinero recaudado.

Enfocados hacia este modelo de negocio, los costes del videojuego son menores y la exposición es mucha. La preocupación actual es destacar entre los miles de competidores que, gracias a la mejora de las condiciones, se han montado en el carro de la nueva tendencia. Como pasa con el buscador Google, estar en las primeras posiciones para descargar o en la sección de recomendados es lo más codiciado. Para ello, hay que tener o centrarse en formar una buena comunidad de seguidores que lo comparta.

Los últimos modelos de videoconsola de Microsoft, la Xbox One, y de Sony, con Play Station 4, pueden cambiar durante un tiempo el panorama, ya que los aficionados han tenido que esperar seis años (los que menos) para ver una nueva máquina en el mercado. Con este lanzamiento, se comprobará si realmente la tendencia de jugar en otros soportes seguirá al alza y las propuestas en videoconsola van bajando (los grandes juegos sí que suben y son pocas empresas las que consiguen un éxito) o si suponen un aumento general en la industria.