BuyVip, dejarse querer (por Amazon) en el momento justo y en el sitio oportuno

Es el sueño de muchos emprendedores que empiezan la casa por el tejado: crear un negocio que se convierta en un caramelito que todos quieran comprar. Es un planteamiento erróneo porque el hecho de montar una empresa no ha de basarse en un futurible que puede pasar, o no. El cuento de La Lechera se lo sabe todo el mundo.

BuyVip no empezó la casa por el tejado, pero el resultado sí ha sido ese, ha terminado en las garras del “todo poderoso” Amazon, que decidió salir de compras antes de montar su propio negocio de club de compras en España.  Es una práctica habitual sobre todo entre las sturp up, las empresas nativas digitales que son adquiridas por los grandes gigantes del sector. De hecho, es uno de los problemas de los emprendedores actuales, montar un negocio sin vocación real de crecimiento, sino como reclamo para ser comprados por un gran player.

Artículo relacionado: Bidphoria, la empresa española de subastas online que ha revolucionado el mercado

BuyVip hizo sus deberes correctamente, nació con verdadera vocación internacional y además es una empresa española (no, no siempre se hace todo mal en este país). Nació, creció, se reprodujo (fue absorbida) y ahora, aunque de momento no muere, sí está enferma de crisis. Sus inicios se remontan a 2006 y durante cuatro años, hasta que Amazon se quedó con ella, su ritmo de crecimiento fue vertiginoso. Consiguió financiación para seguir su camino y finalmente el gigante de internet pagó 71 millones de euros para adquirir el primer club de compras outlet de España.

El problema, como sucede con todo lo que gusta, es que en exceso cansa. Y así está sucediendo con BuyVip y con su competencia, demasiados comensales para la tarta. Cuando un negocio funciona, hay que copiarlo hasta la saciedad y si a eso se le añade el efecto crisis, tenemos encima de la mesa el resultado. Más de 23 millones de pérdidas en 2012 frente a los poco más de 18 que cedió la compañía un año antes.

Leer también: Black hat SEO, ¿una opción de marketing más?

Comenzó bien, siendo pionera en España y con los bolsillos de los españoles llenos para gastar es esta especie de “quiero aparentar lo que no soy y comprar cosas que a precio normal no podría”. Y lo que mejor hizo BuyVip fue dejarse querer por Amazon porque ya en 2010 olía a crisis en este país, aunque sus dirigentes se empeñaran en hablar de recesión. A día de hoy ha recortado plantilla, ha perdido algo de vocación internacional y se ajusta el cinturón, pero teniendo el árbol de Amazon para cobijarse, probablemente tenga buena sombra. Eso sí, es de esperar que la crisis haga una barrida entre tanta web de compras de outlet porque el bombardeo continuo de emails es agotador y lejos de interesar al usuario, le asquea y hace que ni se interese por las ofertas. La exigencia de registrarse para ver los productos, hace que las bases de datos engorden cada día. Si fuera cierto que nadie las vende… Además, en general, se preocupan mucho de captar nuevos clientes pero no de mejorar y cuidar al máximo a quien ya es cliente.

A este terremoto económico, según los expertos, podrían sobrevivir tres grandes players en el sector y todo apunta a que Amazon podría ser uno de ellos. Tiene músculo financiero para aguantar el tirón y salir fortalecida de la crisis. Veremos si no quema antes al comprador. Lo poco gusta y lo mucho cansa.