Bolsas y Mercados, mucho más que el IBEX-35

El mercado de valores español es uno de los principales de Europa junto con los de Francia, Alemania, el Reino Unido e Italia. En los distintos índices nacionales cotizan empresas de gran envergadura y una de ellas es la que gestiona este mismo mercado: Bolsas y Mercados Españoles (BME). Su brazo se extiende más allá del parqué madrileño y abarca las bolsas sitas en Barcelona, Bilbao y Valencia. BME es un holding en el que están participadas las más importantes compañías propietarias de las bolsas y de la gestión de los mercados de todo tipo de productos financieros.

BME nació en el año 2001 para integrar el mercado bursátil y financiero español. En 2006 decidió su salida a bolsa y ya en 2007 sus títulos comenzaron a cotizar en el IBEX-35. Además de la operación de los mercados financieros BME provee de los datos e informaciones actualizadas sobre la evolución de las acciones, bonos y demás activos financieros que se intercambian en España.

Uno de sus principales caballos de batalla, a parte de la gestión de los mercados bursátiles primarios, es el MEFF, la empresa que gestiona toda la actividad del mercado de derivados financieros. Los derivados (aquellos productos financieros que toman su valor de otros activos) como las opciones y los futuros se intercambian en un mercado específico por las características especiales de este tipo de productos. Al ser altamente especulativos y acarrear mayores riesgos para los inversores el mercado de derivados está separado del de las acciones y cumple con unos requisitos específicos.

Además de lo que es la mera gestión de las operaciones bursátiles y de otros productos, BME también controla la empresa Infobolsa (a partes iguales con el operador alemán Deutsche Börse, empresa que gestiona la todopoderosa bolsa de Frankfurt), a través de la cual se ofrece información instantánea sobre la evolución de las sesiones en los mercados que controla BME y del resto del mundo. Hoy día, la información es accesible a través de su página web, pero, para consultar los contenidos más profesionales es necesario contar con una cuenta premium. Los inicios de Infobolsa se realizaron a través de medios tradicionales de comunicación como la radio y la televisión, pero la revolución digital permite que en la actualidad cualquier ciudadano pueda consultar en pocos clicks la evolución de sus inversiones.

A través de AIAF renta fija, BME gestiona también los bonos de deuda corporativa. Esto es, el mercado en el que se intercambian los productos de renta fija que emiten las empresas privadas.

En los últimos años, con motivo de la crisis económico-financiera, BME ha visto como sus resultados retrocedían. El beneficio neto del grupo cayó en 2012 un 12,7 por ciento con respecto al año anterior, aunque la empresa cosechó ganancias de 135,5 millones de euros. Este 2013 está siendo un año mejor, tanto para los índices bursátiles como para la empresa en sí. Hasta el tercer trimestre del año, BME había obtenido unos beneficios acumulados de 105,1 millones de euros, una décima más que en el mismo periodo del año anterior. Durante los meses de julio, agosto y septiembre consiguió unas ganancias de 33,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,8 por ciento con respecto a 2012.