BlaBlaCar: el éxito de los coches compartidos

Cinco millones de europeos forman parte de la comunidad Blablacar que, más que una red social, se ha convertido en una popular herramienta donde viajeros y conductores se encuentran para compartir coche. Esta nueva opción de transporte turístico está teniendo un alto éxito en el país como una alternativa frecuente para viajar, al desplazar, incluso, a otros medios como el autobús, el tren y el avión.

A través del consumo colaborativo, el conductor puede ahorrarse los costes de combustible y peajes, mientras que el precio que tiene que pagar el pasajero es menor frente al que tiene que asumir en otros sistemas de transporte. Así que Blablacar funciona como intermediario para que los dos puedan ponerse en contacto de forma gratuita.

Aspectos diferenciales que toman en cuenta los usuarios son el dinero y el tiempo. Por ejemplo, un recorrido de Madrid a Valencia cuesta entre 15 y 20 euros, mientras que, en autobús, tiene un precio de 30 euros. Además, el trayecto generalmente es más corto en coche que en autobús. Existen adicionalmente otra serie de ventajas. Por un lado, el medio ambiente se ve beneficiado, pues con la modalidad de coche compartido se reducen las emisiones de dióxido de carbono al haber menos vehículos con sólo un pasajero. Igualmente, para algunos es también un medio para conocer gente. A muchas personas, sobre todo conductores, no les gusta viajar solas, así que el coche compartido es una oportunidad para socializar con nuevas personas.

Otro aspecto importante es la confianza. Pese a que inicialmente la gente era algo renuente a estos modelos de consumo colaborativo, BlaBlaCar ha puesto todos sus esfuerzos en que la plataforma le brinde a sus usuarios la mayor confiabilidad posible. Un aspecto que le ofrece mayor seguridad a los viajeros es que la página permite a los usuarios calificarse entre sí de acuerdo a experiencias en viajes anteriores. Así que la puntuación, foto y datos que tenga un usuario en su perfil son determinantes para escoger un conductor o un acompañante. Inclusive, un nuevo servicio de la plataforma es “Sólo mujeres”, que, como su nombre indica, está pensado para las mujeres a quienes no les genera confianza compartir coche con hombres extraños o que viajan por primera vez en esta modalidad.

Tras nueve años de funcionamiento, esta red social tiene presencia en diez países de Europa, pues, aparte de España, se encuentra en Italia, Reino Unido, Francia, Portugal, Bélgica, Polonia, Países Bajos, Alemania y Luxemburgo. Y es que no es solamente utilizado para viajes de larga distancia. Algunos usuarios también utilizan esta modalidad para realizar trayectos diarios desde su casa hasta su domicilio de trabajo.

Las cifras exponen que los coches en los que viajan los usuarios de BlaBlaCar tienen una ocupación promedio de 2,8 personas por vehículo, diferente a la media europea que es de 1,7. La situación de austeridad económica que se vive en el país ha facilitado el crecimiento de BlaBlaCar, porque, para muchos, es una forma de ganar ingresos extra, mientras que, para otros, es una opción para pagar tarifas de transporte más económicas.