Bill Gates, biografía del fundador de Microsoft

Hijo de un destacado abogado, William Henry Gates II, y de una profesora de la Universidad de Washington, Mary Gates, William Gates III, más conocido como Bill Gates, nació un 28 de octubre de 1955 en Seattle.

Su familia, muy acomodada y de grandes ingresos, estaba formada por sus padres y dos hermanos. Bill es el mediano y siempre ha sido el más rebelde. Estudió en un colegio privado en Seattle, Lakeside School, donde conoció al que más tarde sería su socio, Paul Allen. Con él, se dedicaban a programar juegos sencillos en uno de los ordenadores de su escuela. Su afición por la informática le viene desde pequeño.

Como no podía ser menos, Gates realizó sus estudios universitarios en Harvard, aunque los abandonó en 1975 para trasladarse a Alburquerque (Nuevo México), donde suministraba programas a la compañía MITS. Tan solo un año después, en 1976, formó su propia empresa junto a Paul Allen, Microsoft Corporation. Lo que hacían los dos informáticos era crear programas para los nuevos ordenadores y ofrecérselos a las empresas que los fabricaban mucho más baratos.

En 1980, IBM le compró el sistema operativo MS-DOS. Un sistema que Gates no tenía, pero que consiguió comprarle a un joven programador. Por ese entonces, Apple le estaba haciendo la competencia a IBM y Gates ayudó que esta tuviera más éxito.

Bill siempre tuvo visión de futuro en los negocios. Un día decidió visitar a su principal competidor: Apple. Les ofreció mejorar varios de sus programas y les amenazó con vender su material informático a IBM. Tras varias negociaciones consiguió una alianza Apple-Microsoft obteniendo derechos legales para utilizar el ratón y el entorno gráfico desarrollado por la compañía de Steve Jobs. Cuando comenzó el siglo XXI, Microsoft Windows se convirtió en el sistema operativo más utilizado del planeta.

Desde el año 2007, Gates ha encabezado la lista de los hombres más ricos del planeta. En la última, ocupa la segunda posición, con 67 billones de dólares.

En 2008, abandonó sus labores como director de Microsoft para dedicarse de lleno a la Fundación Bill y Melinda Gates, encargada de realizar labores humanitarias. Según la revista Business Week, su fundación es la más generosa y es que han donado 23.000 millones de dólares para la investigación de enfermedades como el sida o la tuberculosis.