Banco Solidario de Mensajeros de la Paz

Las acciones solidarias también se han hecho con un hueco importante en esta crisis. Aprovechando las posibilidades que ofrece internet, la ONG “Mensajeros de la Paz” crea un banco en el que personas con dificultades económicas piden ayuda y pueden recibir directamente la contribución de otros.

El lema “Pide lo que necesites, deja lo que puedas”, sirve para organizar la página principal de los servicios que ofrece el banco. Es una especie de tablón con mensajes anónimos de personas que necesitan apoyo económico o material.

Para recibir estas aportaciones, se debe rellenar un formulario (sólo es válido el de la página web del banco solidario) que será revisado por técnicos del Banco, que decidirán si la petición se ajusta a las condiciones de tener una duración determinada y mayoritariamente, material, para que pueda ser publicada. Todas las personas en nuestro país que se encuentren en situación de pobreza, pueden acudir a solicitar ayudas. Para donar, hay diferentes vías: transferencia bancaria, tarjeta de crédito o a través de Paypal. Se puede contribuir con casos particulares que van apareciendo en el tablón o dejar que el banco distribuya el dinero en otros proyectos que tenga en marcha. Ser solidario además tiene ventajas para su bolsillo. Todo con lo que contribuya puede descontarle un 25% de la Declaración de la Renta o 35% del impuesto de sociedades.

Ninguna de las partes tiene que hacerse cargo de algo que no sea el envío o la recepción de las donaciones, el servicio es gratuito. La ONG es la encargada de dar el soporte que se necesita para que funcione de buena manera todo el proyecto. La totalidad de lo que se reciba, se entregará al destinatario que se haya elegido. La desconfianza lleva a muchas personas a dudar de la tarea de algunas organizaciones de este estilo. Por eso, “Mensajeros de la Paz” hace hincapié en que los ingresos que recibe el Banco Solidario están controlados por auditores, además de cumplir con todos los requisitos legales.

Las necesidades que requieran dinero en efectivo serán atendidas por el Banco en los casos en que sea imprescindible afrontar algunos pagos, como saldar cuentas de recibos de la luz, o si se va a emplear en la compra de un bien esencial para los afectados, como una silla de ruedas. En ningún caso, se hará sólo la petición de dinero. Requerirán facturas que prueben la situación de la persona. Además de bienes materiales (comida no perecedera, ropa, libros de texto…), puede pedirse asesoría para asuntos administrativos o servicio médico. Pero no significa que tenga que haber un intercambio relacionado con empleo. Los interesados en solicitar un empleo, lo deberán hacer por otros canales, porque no se encuentra entre las funciones de este Banco.

Quien desee donar, por ejemplo, un carrito de bebé, puede escoger entre hacérselo llegar a alguien en concreto o entregarlo al Banco para que lo distribuya cuando se presente una necesidad. El equipo se pondrá en contacto para indicar los pasos a dar para completar el proceso.