Autónomos y PYMES, objetivos de la nueva campaña del gobierno

Hace unos días el Gobierno de España anunciaba que va a poner en marcha una nueva reforma laboral. El pasado año, el Ejecutivo de Rajoy ya aprobó su primera reforma que en materia de empleo. Hay que recordar que la puesta en marcha de esta primera reforma causó grandes polémicas al abaratar y facilitar el despido laboral.

Luis de Guindos, Ministro de Economía y Competitividad, ha asegurado que las primeras modificaciones llevadas a cabo en materia laboral han funcionado correctamente hasta ahora, pero para conseguir reducir la elevada tasa de desempleo es necesario volver a aplicar una serie de medidas correctoras. Las presiones de Bruselas para ajustarse a los límites de deuda y déficit, ha llevado al Gobierno de España ha incluir esta nueva enmienda en el plan de reformas que ha elaborado para la Unión Europea.

Este nuevo paquete de medidas laborales está enfocado directamente a flexibilizar los diferentes tipos de contratos para fomentar y apoyar el empleo en España. Para ello, el Gobierno invertirá 2,5 millones de euros en una agresiva campaña de comunicación que irá enfocada principalmente a los jóvenes. Esta promoción incentivará la inserción laboral de los miles de jóvenes españoles que engrosan las listas del paro, fomentando el autoempleo y el emprendimiento.

También puedes leer: Autónomos, el futuro de la economía española

La misión de esta campaña también incluye la promoción de la reforma laboral del Gobierno; así como, de todas las normativas referidas a convenios colectivos de empresas y a las últimas modificaciones que se han hecho en base a las modalidades de contratación. De ahí, la apuesta por una campaña que sensibilice, motive y cale hondo en una población abatida por el delicado contexto económico.

Los principales receptores de esta campaña de promoción serán los autónomos y pymes. El Ejecutivo asegura que este sector debe ser consecuente con la necesidad urgente de crear puestos de trabajo destinados a los jóvenes españoles. Para ello, el Estado pone a disposición de estas empresas, diferentes herramientas para fomentar la estimulación de empleo para jóvenes. Así como, mejorar la calidad y aumentar la continuidad en las distintas ocupaciones.

El sector de autónomos y pymes se ha convertido en la clave fundamental para acabar con el monstruo del paro. Por ello, el Gobierno ha decidido ampliar el contrato indefinido dirigido a emprendedores, que fue aprobado en 2012, a los empleados con contratos a tiempo parcial. Con esta medida se pretende potenciar la actividad económica e impulsar la creación de empleo.