Aspectos a tener en cuenta en materia fiscal para 2014

El nuevo año traerá algunos cambios en materia fiscal, sobre todo en lo concerniente al IVA, el IRPF y el Impuesto de sociedades, tanto para empresas como para autónomos.
Lo más sonado recientemente tiene que ver con la entrada en vigor del criterio de caja del IVA. A saber, esta modalidad voluntaria tiene por objeto permitir declarar el Impuesto de Valor Añadido en el momento en que se efectúen los cobros y el pago de las facturas, en vez de hacerlo por la fecha de su emisión, y los comerciantes que deseen adoptar esta modalidad deben tener en cuenta que el plazo máximo para acogerse al sistema el próximo año termina este 31 de diciembre.

Asimismo, respecto a la gestión de este impuesto, se ha determinado la unificación de los modelos existentes hasta ahora, a través del nuevo modelo 303 de declaración del IVA, con el que se presentarán todas las liquidaciones del Impuesto.

De otra parte, en lo que concierne al Impuesto de Sociedades, se prorrogará la excepción a la exigencia del requisito para aplicar el régimen de amortización especial en los contratos de leasing celebrados entre 2012 y 2015. Esto precisaría que la parte de las cuotas que corresponde a la recuperación del coste del bien fuera creciente o fija.

Finalmente, también se eliminará la deducibilidad de la merma de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades. Es decir, no se considerarán deducibles las pérdidas por el deterioro contable de estos valores, y tampoco las rentas negativas logradas fuera del país mediante establecimientos permanentes o uniones temporales de empresas, excepto en el caso del cese de su actividad o de su traspaso.