¿Qué es el FGD Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito?

Los sucesos recientes han mostrado que una entidad bancaria por más poderosa que sea o que parezca, como le sucedió a Lehman Brothers, puede quedar imposibilitada para asumir sus pagos y obligaciones con sus clientes. Precisamente, para garantizar los depósitos en dinero está el Fondo de Garantía de Depósitos.

En concreto, este fondo tiene como propósito salvaguardar los depósitos en cuentas y otros productos financieros, para que en caso de quiebra de la entidad u otro suceso que le impida hacer frente a sus compromisos, el cliente pueda recuperar su dinero, con un tope de 100.000 euros, y así mitigar los perjuicios que le pueda generar esta situación.

El FCD se estableció a partir del Real Decreto-ley 16/2011, de 14 de octubre, al agruparse tres fondos de garantía que estaban hasta entonces, y es un organismo público que está financiado el Banco de España y por supuesto los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

A él deben y tienen la obligación de pertenecer todas estas entidades españolas que se encuentran inscritas en los Registros Especiales del Banco de España, así como las sucursales de entidades bancarias autorizadas en un país no miembro de la Unión Europea que no están adscritas a un sistema de garantía en el país de origen.

Entonces, específicamente con este fondo están asegurados los depósitos de cuentas de ahorros, cuentas corrientes, depósitos a plazo fijo, valores negociables o en general instrumentos financieros que hayan sido entregados para su depósito o para la realización de alguna inversión. No obstante, el FCD no garantiza productos como los fondos de inversión, las inversiones en bolsa, los planes de pensiones, seguros de ahorro, pagarés, bonos u obligaciones, y tampoco cubre las pérdidas de valor de una inversión.