Memory Consulting: como vender mi pequeño negocio

Generalmente no conocemos del todo que es lo que vamos a decir en una venta de empresas, pero eso no es del todo cierto, seguramente no sabemos el nombre del inversor o comprador que quiere hacerse con nuestra compañía, o si lo sabemos todavía no tengamos la certeza de efectivamente será ese el comprador final que cierre la operación, pero si sabemos mucho sobre cómo será quien la compre, debido a las particularidades que tiene nuestro negocio.

Será alguien que estará debidamente informado de que su empresa o negocio está en venta. Y esta condición es algo que parece obvio ¿verdad?, pero no siempre es fácil informar a unos sin informar también a quien no queremos informar (es decir, a nuestra competencia).

Un ejemplo típico: el comprador es una empresa del mismo sector, pero como Ud mantiene la empresa en activo y le interesa mantener la confidencialidad durante todo el proceso de compra venta, no puede poner anuncios indicando que su empresa está en venta, tiene que ir hablando o tanteando uno a uno para ver si alguno tiene planes de expansión, nunca ofreciendo directamente, pues sólo con el rumor de venta el precio se hunde y la continuidad con empleados, proveedores y clientes es mucho mas difícil.

Será alguien que además de saber que está en venta, pueda darle un valor a su empresa, y este valor que el comprador estima según su propio interés sea el más alto de los que otros posibles compradores han estimado.

Un ejemplo y siguiendo el anterior, Ud tiene dos posibles candidatos, una empresa como la suya con la que se reparten a medias el mercado local, o una empresa de otra localidad, que está expandiendo la red y no tiene representación en su ciudad. Para el primero si Ud cierra sin vender él se queda con todo el mercado local gratis, hasta que llegue otro. Para el segundo si le compra a Ud. de repente se hace con su cuota del 50% en el mercado local y si es más fuerte que el otro competidor con el que Ud se repartía el mercado, poco a poco se quedará con el 100% del mercado local, ¿dígame quien le dará más valor a su empresa? Es fácil pregúntese quien ganaría más comprándola, pues ese es el comprador.

Para llevar a cabo la venta de una empresa es muy recomendable contar con el asesoramiento y la gestión de una empresa como Memory Consulting que pueden ir un paso más allá de lo que cualquiera con pocos conocimientos en traspasos de negocios y sociedades podemos hacer. Gracias a servicios que ofrecen empresas como Memory Consulting, hoy en día es tan sencillo como esperar a que gestionen terceros dichos tramites y olvidarnos de un proceso que se llena de complicaciones desde el minuto 1 si pretendemos ir por nuestra cuenta y en solitario.

Al igual que cuando acude a un banco privado a que le asesoren en matería de inversiones, cuando se pretende vender un negocio también debemos hacerlo de la mano de los mejores profesionales del sector para obtener el máximo beneficio posible por nuestra empresa.