La báscula que todo lo dice

¿Quién nos iba a decir hace unos años que se crearían inventos de lo más futuristas? Y es que nadie se podía imaginar hace solo una década que los ordenadores y los móviles nos darían tanta información. Con hacer un solo clic podemos obtener billetes de tren, reservas de hoteles o la compra de cualquier otro producto. No hace falta que nos movamos del sofá de nuestra casa para conseguir todo aquello que queramos. Las nuevas tecnologías, lo queramos reconocer o no, nos facilitan mucho la vida. Evitan que hagamos largas colas para un concierto o que tengamos que salir a la calle.

Lo último en avances tecnológicos se encuentra en las aplicaciones para móviles. A través de éstas podemos llevar a cabo cualquier actividad. Desde los juegos más simples hasta los de estrategia pasando por calcular cuántos kilómetros corremos y en cuánto tiempo y por aplicaciones para aprender a cocinar. Un sinfín de actividades que tenemos al alcance de la mano y que podemos utilizar en cualquier momento. El último invento es una báscula inteligente que nos proporciona toda la información referente a nuestro peso. Es un peso normal pero que permite la conexión con nuestro móvil para ofrecernos una dieta personalizada.

Este invento puede parecer una báscula normal, igual que cualquiera que podamos tener en el baño de nuestra casa, pero tiene muchas ventajas que la hacen especial. Como es lógico nos dice en kilos cuánto pesamos, pero esto es solo el principio. Una vez detecta nuestro peso nos indica también la composición de grasa, músculo, agua y tejidos que poseemos. Este aparato inteligente tiene en cuenta variables como la hora a la que nos pesamos para decirnos con precisión la retención de líquidos que estamos teniendo. Nos informa de todas las variables que pueden afectar a nuestro peso y llega a recomendarnos la mejor hora para pesarnos.

Una vez hayamos visto lo que pesamos hay que conectar la báscula a nuestro móvil a través de Bluetooth. Abrimos la aplicación correspondiente y debemos indicar nuestra edad, sexo y estilo de vida para que nos pueda proponer la cantidad máxima de calorías que debemos ingerir si queremos mantenernos en forma. Es decir, nos indicará si pesamos algún que otro kilo de más y en caso de ser afirmativo nos dirá cuántas calorías necesitamos para estar bien. Si le hacemos caso a la aplicación comeremos solo lo justo y necesario para mantenernos en forma y no engordar más. Con estos datos podremos diseñar una dieta que se adecue a nuestras necesidades personales.

Se trata de un dispositivo conectado directamente a nuestro móvil que puede ayudarnos a bajar los kilos que nos sobran. ¿No se trata de algo totalmente impensable hace solo unos años? Efectivamente las aplicaciones están cambiando nuestro modo de vida, pero creo que debemos dejarnos asesorar por aquellas que nos interesen. Cada uno es libre de descargarse la que más le convenga y de hacerle caso, siempre que sea razonable, para mejorar cualquier ámbito de su vida. El único problema es que cada día estamos más controlados por la tecnología. Saben dónde estamos, con quién, qué comemos e incluso qué pesamos en cada momento. Aunque cabe destacar que si tienen esos datos tan personales es porque nosotros mismos se los hemos facilitado.