¿Cuál será el futuro en 2014 para las apps de mensajería instantánea?

Las personas que poseen un smartphone entre sus manos tienen la posibilidad de utilizar centenares de aplicaciones útiles. El desarrollo y la evolución que ha sufrido este mercado ha conseguido que millones de individuos estén conectados entre sí. Todo gracias a la rapidez con la que ha crecido este sector. A través de un Iphone, Samsung o un LG, entre otros, es posible hablar al instante o escribir al momento a un amigo o a un familiar situándose en un punto geográfico distinto al nuestro. Estas herramientas han ejecutado una progresión muy alta en este último lustro y prevén que sigan creciendo.

Además, han adquirido una serie de ventajas que en el pasado no existían. Las descargas de pequeños programas que se instalan automáticamente en el móvil haciendo posible la ejecución de los mismos. Se conocen como aplicaciones o apps. Se obtienen, algunas, de manera gratuita y el resto reciben la calificación de Premium (de pago).

La tipología de estas herramientas son muy variadas. Desde juegos hasta servicios que sirven para calcular los ingresos o los gastos de una empresa o de una persona. Hay aplicaciones que se relacionan con los medios de comunicación; con la música; con los vídeos; con los negocios y demás utilidades.

Pero, el auge que ocasionó Internet en la forma de comunicarse entre un usuario y otro, provocó un cambio de hábito en la interacción entre todos. Si alguien pensaba que esta característica, del mundo on-line, iba a desaparecer a corto plazo, se equivoca. Los avances en las redes sociales han estimulado incrementos en las demandas de este mercado.

Los smartphones han aprovechado esta situación y ofrecen las apps que se manejan en un ordenador (Twitter, Facebook o Tuenti). No obstante, se han mencionado anteriormente los modelos de programas que están a la venta y no se ha incluido un área muy solicitado. Las descargas que se integran en el interior del grupo de la mensajería instantánea son las más pretendidas. Aparte de las citadas, los teléfonos inteligentes poseen sus propias herramientas particulares (Whats App, Line, We Chat o BBM, entre otras).

Los mensajes de pago o los famosos SMS han quedado obsoletos y anticuados y han sido desplazados por las tecnologías actuales y gratuitas. Iniciaron su andadura profesional en 2011 y, a partir de este año, experimentaron un crecimiento desmedido (sigue en la actualidad) gracias a la buena aceptación que ha habido entre los clientes

La consultora Owum elaboró un informe sobre el futuro de las aplicaciones de mensajería rápida. Concluyó que el año que viene (2014) habrá un aumento en el número de clientes que lo utilicen. Actualmente, Whats App lidera la lista con un total de 350 millones de usuarios. Le sigue Line con 300 millones de clientes activos y la red social que promociona Lionel Messi, We Chat, cuenta con 270 millones de descargas. La empresa prevé un aumento en el número de mensajes en 2014 respecto a 2013. De los 27,5 billones estimados este año, el número se incrementará hasta los 71,5 billones a finales de 2014.