Aspectos a tener en cuenta para comprar un coche por Internet

El escenario económico actual no le permite a muchos adquirir un coche nuevo, pero sí uno de segunda mano. Ahora, si del medio de compra se trata, Internet resulta una óptima opción para encontrar el vehículo de ocasión que más se adapte a los gustos y necesidades de cada comprador. Sin embargo, cabe contemplar ciertas recomendaciones en pro de lograr una adquisición que sea segura y satisfactoria.

Antes que todo, lo adecuado es definir el tipo, modelo, y si se puede marca, del coche que se quiere para perder tiempo en divagaciones y recorridos por las mil y una ofertas existentes. De esta manera, una vez identificado el perfil de coche que se desea comprar, lo ideal es comparar las distintas ofertas en los portales web, tanto gratuitos como especializados, para así conocer la temperatura del mercado y poder determinar si una oferta brinda o no un precio conveniente.

Luego, el filtrar las mejores ofertas dependerá de lo completa y detallada que sea la información de los anuncios. En concreto, el número y calidad de las fotografías es de suma importancia porque darán indicios del estado del vehículo. Aunque algunas ofertas pueden resultar atractivas por ofrecer precios inferiores en comparación con los del mercado, hay que sospechar de ellas porque puede tratarse de una estafa; igualmente, se debe omitir negociar con vendedores que se encuentren en otra ciudad, o peor aun fuera del país, porque también puede ser un engaño.

Una vez seleccionada la oferta que cumple con las características buscadas y que ofrece un precio competitivo, se debe fijar un encuentro presencial para ver el coche y conocer al vendedor. Lo recomendable es no adelantar dinero como anticipo o forma de separar el vehículo, porque el supuesto vendedor puede desaparecer con el dinero, y menos, hacerlo desde métodos como Western Union; más bien, es preferible optar por transferencias bancarias o el contra reembolso, donde hay menos cabida para el anonimato. No sobra reiterar que la negociación y el traspaso del vehículo deben ser realizados de forma personal por el propietario del vehículo.

Lo siguiente no dista del protocolo tradicional. Con todo, es importante comprobar el permiso de circulación y los datos del registro. De la misma manera, en cuanto a la dimensión técnica, hay que cerciorarse de que las revisiones de mantenimiento y la inspección técnica oficial – ITV- se encuentren al día, y si esta está próxima al vencimiento, es mejor que el dueño la pase previamente. También es apropiado chequear el libro de mantenimiento, donde se encuentran registradas las revisiones y reparaciones a las que ha sido sometido el coche, así como el kilometraje: un vehículo de gasolina no debería tener un recorrido superior a los veinte mil kilómetros al año, y uno de diesel no debe tener uno mayor a los treinta mil.

La red ofrece un amplio abanico de posibilidades para quienes buscan un vehículo de ocasión, porque ofrece la opción de comparar y elegir entre muchas la opción que mejor se adapte a las necesidades y deseos particulares. Tener en cuenta aspectos generales como el precio, el ahorro de combustible, el espacio, el diseño, y la seguridad resultará fundamental para tomar la decisión del coche más conveniente. Lo mejor es entrar a la red con los ojos bien abiertos para evitar caer en un timo, pero en todo caso, Internet se consolida como una de las mejores opciones para encontrar y comprar vehículos de segunda mano. A partir de ahora ya sabes que hacer cuando digas.