Aparcar el coche sin estar dentro de él

Cuando una persona se saca el carnet de conducir le teme a varios momentos. Subir una cuesta, adentrarse en una rotonda o aparcar son algunas de las maniobras que asustan a los conductores primerizos. Dominar estas técnicas requiere de mucha práctica y paciencia. Aunque a algunos les cuesta más que a otros, lo cierto es que conducir se ha convertido en una de las actividades favoritas de la sociedad. Poder moverse de un lado a otro dentro de un habitáculo condicionado con calefacción facilita y mucho, la vida de los ciudadanos.

Conducir es algo muy bonito para el que le guste, aunque siempre tiene su riesgo. La muerte por accidentes de tráfico en carretera es una de las principales causas de mortalidad, por ello cada año se realizan campañas de prevención de accidentes. Si se excede la velocidad marcada en las señales o si el conductor se distrae al volante se puede producir un suceso que acabe con la vida de alguna persona. Por este motivo es fundamental respetar las señales de tráfico y poner atención para reducir accidentes.

Otra de las cosas que más lesiones ocasiona es aparcar. Calcular la distancia exacta a la que tenemos el vehículo de delante o de atrás no es una tarea sencilla. Por eso muchas personas evitan aparcar a menos que el sitio sea amplio y fácil. Sin embargo esto ya no supone un problema porque se ha creado un nuevo sistema de aparcamiento automático que permite estacionar pulsando un solo botón. La empresa Ford había desarrollado hace unos años un sistema de aparcamiento asistido que ayudaba al conductor a estacionar correctamente.

Con el nuevo sistema se puede aparcar desde dentro del vehículo o desde fuera pulsando un botón. De esta forma se evita estrés al conductor ahora que encontrar una plaza de aparcamiento se ha vuelto una tarea complicada. El usuario puede tener el coche estacionado en un punto de la calle y conseguir aparcarlo en cuanto un vehículo se vaya, aunque esté fuera del coche. Se trata de una forma eficiente y precisa de aparcar el coche.

El nuevo modo de estacionamiento se llama Ayuda de Aparcamiento Totalmente Asistido de Ford y controla la dirección, la selección de marchas y el movimiento hacia delante o hacia atrás para que el conductor no tenga que hacer absolutamente nada. Esta técnica permite maniobrar automáticamente en espacios 20 veces mayores que el tamaño del vehículo. El conductor posee un mando y solamente con apretar un botón consigue mover el coche y meterlo en el hueco deseado. Gracias al avance de las tecnologías, los conductores podrán dejar de sufrir por tener que estacionar su vehículo en calles estrechas o que requieran de muchas maniobras.